Declarar falsamente en ceros es un delito

declaracion-de-impuestos-en-cero

Una de las conductas delictivas más recurrentes consiste en presentar declaraciones falsamente en ceros. El artículo 108 del Código Fiscal de la Federación (CFF) expone que “Comete el delito de defraudación fiscal quien con uso de engaños… omita total o parcialmente el pago de alguna contribución…”

Por su parte, la fracción I del artículo 109 del CFF señala que “Será sancionado con las mismas penas del delito de defraudación fiscal quien:

  1. Consigne en las declaraciones que presente para los efectos fiscales… ingresos acumulables menores a los realmente obtenidos o valor de actos o actividades menores a los realmente obtenidos o realizados o determinados conforme a las leyes…”

Actualmente con el pago referenciado, en las declaraciones de pago provisional de ISR y de pago definitivo de IVA se consignan las cantidades que arrojan los papeles de trabajo. Si en el papel de trabajo resulta impuesto a pagar, en la declaración se debe consignar dicha cantidad. Si en el papel de trabajo no resulta impuesto a pagar, en la declaración se deben poner cero “0”.

Antes del pago referenciado, en las declaraciones de pago provisional de ISR y de pago definitivo de IVA se consignaban también las cantidades que arrojaban los papeles de trabajo. Si en el papel de trabajo resultaba impuesto a pagar, en la declaración se debía consignar dicha cantidad. Si en el papel de trabajo no resultaba impuesto a pagar se debía presentar una declaración informativa en la página del SAT en la que se señalaba el motivo por el que no había impuesto a pagar.

Este último es el caso de “Ace Outsourcing & Services”, S.C., que de Enero a Junio de 2009, mediante engaños omitió el pago del IVA a su cargo, pues presentó declaraciones informativas en las que señalaba las razones por las que no realizaba el pago de dicho impuesto y la autoridad fiscal en sus facultades de comprobación descubrió que en realidad sí tenía IVA a pagar pero cometió el engaño al manifestar razones falsas. Por lo tanto se configura el delito de defraudación fiscal, pues mediante engaños omitió el pago de contribuciones.

Cabe destacar que el monto del IVA omitido en 2009 era de $6’894,146.00 y en la sentencia recién dictada se le condena a la reparación del año en cantidad de $18’700,012.44, además de la pena de prisión de 4 años tres meses.

Este caso debe servir de ejemplo para que los contribuyentes no hagan uso de engaños para omitir el pago total o parcial de contribuciones, pues la autoridad lo descubre cada vez con mayor facilidad.

Vía: Defensa Fiscal 

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *