Los peores clichés sobre liderazgo y cómo evitarlos

los-peores-cliches

Si has trabajado en una oficina, de seguro has escuchado algunas frases del liderazgo empresarial que con el tiempo se han vuelto clichés.

Las frases se convierten en un cliché cuando se utilizan en exceso hasta el punto de lo absurdo y sin sentido. Lo que en un principio podría haber sido una motivación o un pensamiento original, se ha convertido en materia de comedias y películas sobre jefes terribles.

Así que piensa bien lo que dices antes de usarlos a la ligera.

“No hay un “yo” en un equipo”
Si bien el trabajo en equipo es obviamente importante, cada miembro de ese equipo es también un individuo. No funciona tratar a cada persona como un simple engranaje de una máquina. Los mejores líderes tratan a las personas como individuos, y valoran su potencial y fortaleza dentro del equipo.

“No hay preguntas tontas”
Mientras que el objetivo de este cliché puede ser noble (cualquiera puede hacer cualquier pregunta), hay cuestiones que no añaden ningún valor, no alientan o no mejoran la conversación. Está bien etiquetar a las preguntas redundantes como un problema y tomar medidas para eliminarlas.

“El cliente siempre tiene la razón”
Cuando prefieres y ponderas lo que dice el cliente frente a tu equipo de trabajo – incluso cuando sabes que el cliente está definitivamente mal – se pierde la fe y la confianza del equipo. Una persona de tu equipo si no se siente culpada, puede demostrar que incluso un cliente que no tiene la razón, merece un buen servicio sin tener que buscar a un culpable.

“Dar el 110 por ciento”
¿Estás seguro que los de tu equipo de trabajo saben lo que esto significa realmente. ¿Les estás pidiendo que se queden hasta tarde? ¿Trabajar en las horas de comida? ¿Aumentar la productividad en un 10 por ciento? En su lugar, lo mejor es crear metas reales, significativas y que se cumplan en tiempo y forma.

“No me traigas un problema sin una solución”
En la mayoría de los casos, si la persona puede resolver la situación por su propia cuenta, así sucederá. Este tipo de cliché no fomenta la rendición de cuentas, sino más bien desalienta a los empleados para hablar cuando se dan cuenta de un problema. En su lugar, crea un ambiente en el que se anime a la gente para que encontrar problemas, y el equipo puede trabajar en conjunto para resolverlos.

“Pensar fuera de la caja”

Esta frase es tan vaga que no tiene sentido. En lugar de exigir la creatividad desde la nada, proporciona una orientación clara a través del proceso creativo. ¿Cómo se puede animar a tu equipo para analizar el problema desde una perspectiva diferente?

“Cada opinión cuenta”
Bueno, sí y no. El lugar de trabajo no es una democracia. Alguien – probablemente el que tiene una posición de liderazgo – tenga la última palabra. Alentar a los empleados a expresar sus opiniones es una buena práctica; pero alguien debe tomar el control de la nave, ser capaz de tomar decisiones críticas que mantengan a los proyectos por el camino del éxito.

“Trabaja de forma inteligente, no de forma ardua”
Cuando se dice esto, puede ser que mandes el mensaje de que el trabajo que se hace ahora puede tomar menos tiempo. Si hay una mejor forma de hacer una tarea, enseña cómo hacerlo, pero no lo dejes como una generalización.

“Agradecemos sus comentarios”
Ya sea que estés hablando con clientes o empleados, este tipo de invitación solamente va a redituar en valores atípicos: Los excepcionalmente felices o los totalmente infelices. Si realmente quieres una retroalimentación, toma un papel activo en recolectarlos y pregunta directamente.

“El fracaso no es una opción”
Este cliché se utiliza a menudo para cerrar un debate o evitar preguntas sobre una decisión cuestionable. En su lugar, se debe entender la decisión, estimular el debate, responder a las preguntas difíciles, y al hacerlo, se puede evitar el fracaso. Porque definitivamente el fracaso sí es una opción. Además de los fracasos se aprende.

¿Conoces otros clichés?

 

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *