guia-para-iniciar-tu-negocio

Guía para iniciar tu negocio – lo que debes saber para no fallar en los primeros meses

guia-para-iniciar-tu-negocio

Aunque la sabiduría convencional dice que muchas empresas pequeñas y medianas fracasan antes de los 12 meses, lograr el éxito en los negocios es totalmente posible si se está preparado.

Para muchos que aspiran ser empresarios, la parte más difícil del proceso es saber por dónde empezar. Desde la creación del plan de negocios hasta el día de la apertura, hay una serie de pasos importantes a seguir. Conocer tu industria y a los clientes potenciales es clave, aparte debes contar con un plan financiero sólido.

Antes de crear una nueva empresa, se debe estar seguro que será la solución a un problema en el mercado. El objetivo de la compañía que estás planeando es proporcionar algo que hace falta – y crecerá a través de una planificación cuidadosa, ya que responde a esta necesidad.

A continuación mostraremos varios factores a considerar para determinar si tu idea inicial es factible.

Demanda: Esto representa el potencial para que tu emprendimiento sea relevante en múltiples mercados.

Competencia: Es importante identificar a las empresas que ofrecen soluciones similares.

Financiación: Se refiere a la disponibilidad de capital para construir y hacer crecer tu negocio.

Compromiso: Tus inversores deben estar involucrados y comprometidos con la puesta en marcha del negocio.

Soporte: Esto representa al líder del emprendimiento – una persona que está a cargo de la nueva empresa. La representación legal también es importante y benéfica.

Gestión: El equipo ejecutivo debe tener la experiencia necesaria para poner en marcha el negocio con éxito. Esto incluye el establecimiento de un grupo de asesoramiento o consejo de administración, compuesto por los inversores, personas de la empresa y los representantes independientes de la industria.

Otras preguntas a considerar incluyen:

  • ¿Cuáles son los objetivos de la empresa?
  • ¿Qué tan pronto puede llegar el producto al mercado?
  • ¿Quiénes son tus clientes?
  • ¿Qué tan grande es el mercado?
  • ¿Cuál es el nivel de riesgo?

Una vez que haya completado la investigación necesaria para hacer frente a estas consideraciones y preguntas, puedes comenzar a desarrollar tu plan de negocios.

El Plan de Negocios

Un plan de negocios te permite concentrar tus objetivos, así como la metodología en detalle de cómo se planea alcanzarlos. Ahí se definen y explican los aspectos más importantes de tu emprendimiento, de forma que se pueda proyectar la manera en que va a crecer tu negocio, durante los próximos seis meses, un año o incluso de aquí a cinco años.

Algunos aspectos importantes para incluir en este plan son:

  • ¿Qué productos o servicios proporcionarás?
  • Fijar precios e información de costos
  • Estudiar el mercado objetivo y el aspecto demográfica del cliente
  • Tu plan de marketing inicial
  • ¿Cuánto dinero semilla se va a necesitar? así como para qué se va a utilizar
  • Obstáculos potenciales
  • Metas a corto, mediano y largo plazo

Networking

La participación en tu industria es una de las mejores maneras de dar a conocer a tu emprendimiento. Lo puedes lograr si asistes a los eventos de otras empresas en tu área. Trata de contactar a la gente que conoces, y luego a las personas que ellos conocen. Aunque es probable que no estés listo para comenzar una campaña de marketing a gran escala en este momento, estos son pasos pequeños que permite relacionarte con otros empresarios y establecer contactos que podrían ser de gran utilidad a medida que avanzas con tus planes de lanzamiento.

Una parte importante del networking es perfeccionar el “pitch” (dar a conocer lo que hace tu negocio en pocas palabras). Debido a que las oportunidades de establecer contactos son frecuentes y pueden ocurrir sin previo aviso, puede que tenga que explicar tu plan de negocios – en términos claros y concisos. Debes comunicar muy bien su concepto para que puedas garantizar la misión y describir el producto o servicio de forma convincente, cada vez que se presenta la oportunidad.

La adquisición de fondos

El siguiente paso en el proceso de la generación de un emprendimiento es contar con un financiamiento – quizás es el aspecto más importante al poner en marcha una nueva empresa. Antes de empezar, es necesario determinar qué cantidad de fondos se necesita y las posibles fuentes. La financiación puede provenir de diferentes lugares, incluyendo los ahorros, ayuda de familiares o amigos, inversores y apoyos gubernamentales. También tu empresa puede obtener capital semilla desde diferentes comunidades que se dedican a ello. Son plataformas ideales para darles a conocer tu emprendimiento, para que puedas ser invitado a lanzar y obtener financiación con ellos.

Algunas consideraciones en la determinación de tus objetivos de financiación incluyen:

  • Beneficios y salarios para los empleados
  • El espacio donde se establece del emprendimiento
  • Equipo e infraestructura para las tareas diarias
  • Honorarios de aspectos legales

Desarrolla un producto mínimo viable

Mantener los costos bajos, es fundamental para el éxito en el lanzamiento de una nueva empresa, ya que hace que la rentabilidad sea más fácil de lograr. Puedes hacer esto mediante la creación de un producto mínimo viable (MVP minimum viable product). Tu MVP debe tener las características más funcionales que se puedan mostrar a los inversores y clientes potenciales, para ser evaluado, pero no debe incluir todas las características importantes del producto final. Esta estrategia te permite crear un producto o servicio que los consumidores desean, a un costo razonable y con una sobrecarga de trabajo mínima.

Presentar tu producto o servicio a los inversores

El presentar tu idea y la investigación que la apoya a los inversores potenciales es una parte importante en el proceso de inicio. Aquí es donde el perfeccionamiento de tu lanzamiento es particularmente útil. Estas presentaciones requieren una gran preparación, debe ser atractiva e interesante, para que tus inversores potenciales se sientan apasionados acerca de tu emprendimiento. Las siguientes preguntas deben contestarse en tu presentación:

  • ¿Qué problema resuelve tu emprendimiento?
  • ¿Cómo soluciona ese problema?
  • ¿Cuál es el mercado objetivo?
  • ¿Quién es tu competencia?
  • ¿Cuál es la ventaja de tu emprendimiento con respecto a otros productos o servicios similares?
  • ¿Quiénes conforma tu equipo?
  • ¿Cuál es tu estrategia de precios y ventas?
  • ¿Cuáles son tus proyecciones de ingresos?
  • ¿Cuánto dinero se requiere para iniciar?
  • ¿Cómo se utilizará la financiación?

Estrategia de marketing

Una vez que hayas resuelto las decisiones relativas a la financiación y la estructura financiera de tu emprendimiento, puedes comenzar a desarrollar un plan de marketing sólido. Este es uno de los pasos más importantes antes del lanzamiento. A pesar de que puede parecer abrumador al principio, una estrategia de marketing es muy parecida a un plan de negocios a escala menor. Tienes que ser específico en cuanto a las acciones que se deben llevar a cabo y debe ser construida cuidadosamente. La construcción de una audiencia antes de tener un producto es crítica. Los siguientes pasos te permitirán construir un plan de marketing en etapas manejables y rentables.

Crea una lista de contactos. Esto implica la recopilación de contactos personales y de negocio, para integrarlo a un sistema de gestión de relaciones con los clientes

(CRM Customer Relationship Management). Posteriormente, puedes construir una lista que incluye diferentes categorías de contactos: prensa, influyentes, expertos de la industria y más.

Desarrolla un sitio web. Esta es la mejor manera de captar la atención de las personas que están interesadas en tu empresa. Debes supervisar este sitio diariamente.

Implementa un blog. Otra clave para el proceso de comercialización es desarrollar un contenido de calidad. Si lo haces de forma adecuada, permitirá que tu sitio web esté optimizado para los motores de búsqueda (SEO) con las palabras y frases clave. Se debe actualizar y añadir contenido a diario o cada tercer día – y asegurarse de que el contenido siempre es de alta calidad. Cada vez que se publique un nuevo contenido, debes vincularlo a tus cuentas de redes sociales para aumentar su alcance.

Estar presente en los medios de comunicación social. Debes crear cuentas en las múltiples plataformas de redes sociales. Facebook, Twitter, Google+, Instagram, Pinterest y LinkedIn son buenas opciones, y hay más, dependiendo de qué tipo específico de emprendimiento estás iniciando. Debes estar pendiente de lo que hace tu competencia, así como agencias de noticias que pueden cubrir lo que publicas.

Crear estrategias de Email marketing. Toma los contactos que tienes en tu CRM e invítalas a estar en una lista exclusiva de pre-lanzamiento. A continuación, envía un correo electrónico quincenal con algunos incentivos, para que sientan que son incluidos acerca de lo que comunica la marca.

Medir los datos. También es importante hacer un seguimiento y recopilar datos sobre su presencia en el mercado. Puedes utilizar Google Analytics en su sitio web, ver la interacción en tu blog, estudiar las estadísticas de tus redes sociales y dar seguimiento a tus correos electrónicos.

¿Estás listo para iniciar tu empresa?

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *