Diferentes maneras de ser más productivos

maneras-de-ser-productivos

La jornada de trabajo puede ser larga, dura y repetitiva, y muchos de nosotros tenemos el hábito de salir de la cama y dirigirnos a la oficina sin tomar un momento, para considerar acerca de nuestra rutina. Sin embargo, la productividad se refiere más a “trabajar de forma inteligente” y no a trabajar más duro. En el transcurso del día, de seguro encontrarás diferentes oportunidades para mejorar los procesos y obtener resultados más satisfactorios.

La gestión del tiempo es un tema recurrente, y un horario de trabajo efectivo no sólo mejorará la producción, sino también te dará una sensación de control a tu jornada. Esos momentos cuando el tiempo está fuera de tus control, como durante el viaje por la mañana, son oportunidades ideales para manejar el manejo del estrés. Puedes irte en bicicleta o caminar más cuando te diriges a tu trabajo, esto te servirá para armonizar la mente y el cuerpo. Si tienes que viajar en coche o transporte público se recomienda entonces escuchar un podcast o leer un buen libro, para que tu día comience con algo inspirador.

El descubrir algunos cambios en tu rutina diaria, puede hacer que sea más fácil lograr tus objetivos. A continuación te mostramos algunas forma de ser más productivo.

Antes de salir de casa

  • Levántate más temprano. La gente de la mañana tiende a ser más proactiva, lo que lleva a tener mejores oportunidades de empleo.
  • Haz que la alarma suene 5 minutos más temprano cada día.
  • Mueve tu despertador lejos de la cama para hacer que te levantes.
  • Una vez fuera de la cama, abre las cortinas inmediatamente. De esta forma utilizas la luz natural para despertar.
  • Establece una rutina por la mañana para decirle al cerebro que es hora de ponerse a trabajar.
  • Haz ejercicio de 10 a 15 minutos.
  • Medita durante 10 minutos.
  • Disfruta de un buen desayuno, que incluya verduras, frutas y proteínas.
  • Bebe un vaso de agua para incrementar tu productividad diaria.
  • Escribe durante 10 minutos para poner a trabajar tu cerebro, comienza un sueño a diario.

De camino al trabajo

  • Utiliza tu viaje como una oportunidad para el desarrollo personal, la relajación o mejorar tu estado físico.
  • Escuchar un podcast para relajarte o educarte.
  • Leer un libro o un artículo guardado en tu dispositivo móvil.
  • Establece una meta para el día.
  • Completa una clase en un curso en línea.
  • Elabora una presentación mediante la ejecución de diferentes apuntes.
  • Si es posible, camina, corre o usa una bicicleta para llegar a tu trabajo.

Antes de la hora de la comida

La mayoría de nosotros se desempeñan mejor al final de la mañana. Cuando estamos más alertas y nuestra capacidad de concentración está más alta.

  • Prepárate para la acción con un 80% de planificación y el 20% para hacerlo.
  • Empieza a trabajar a la misma hora todos los días.
  • Prepara tu lista de tareas pendientes y da prioridad a los elementos importantes.
  • No revises tu correo electrónico durante una hora.
  • Asegúrate que tus pendientes son específicos, que se pueden lograr y que tienen una fecha límite.
  • Configura tu teléfono para “no molestar” y así minimizar las distracciones.
  • Hacer las cosas, significa mantenerse enfocados en la tarea del momento.
  • Haz las tareas difíciles en primer lugar.
  • Ocupa tu tiempo en tareas con límites establecidos. Si tiene otras prioridades deja lo que te está llevando mucho tiempo y hazlas.
  • Trabaja en intervalos de 90 minutos para que te enfoques lo mejor posible.
  • Sigue la regla de los 2 minutos: si te toma menos de 2 minutos, hazlo. Si te puedes tardar más, prográmalo o delégalo.
  • No realices múltiples tareas, termina un trabajo a la vez.
  • Anota cualquier pensamiento o idea que te llegue a la mente, pero no empieces a trabajar en ello.

Después de la hora de la comida

La mayoría de nosotros sufre de la fatiga de la tarde, sobre todo después de comer.

  • Evita comidas grandes y pesadas que te harán sentirse cansado.
  • Ponte de pie o siéntate con la espalda recta, para mantener tus niveles de energía altos.
  • Toma un paseo alrededor de la cuadra.
  • Haz tareas sencillas o mundanas cuando tus niveles de energía son más bajos.
  • Toma una siesta de 10 minutos si es posible.
  • Dedica tiempo a las ideas creativas cuando tu mente está más dispersa.

Antes de dormir

Una buena noche de sueño debe estar presente para mantener la productividad. Pero no inicia el momento en que se pone la cabeza sobre la almohada.

  • Establece una hora límite para finalizar el trabajo.
  • Piensa en las tareas pendientes del día siguiente para preparar tu mente.
  • Haz ejercicio o estiramientos para ayudar a estimular tu cuerpo y mente.
  • No utilices el teléfono para evitar la luz de éste.
  • Evita la cafeína durante 6 horas antes de acostarte.
  • Evita el alcohol, o bebe menos de 3 unidades, que es una pinta de cerveza o una copa de vino.
  • Evita las comidas ricas en grasas antes de acostarte, mejor come un plátano que puede promover el buen dormir.
  • Utiliza cortinas opacas para bloquear la luz natural.

Elige algunos de estos consejos para mejorar su productividad.
Pequeños cambios en tu forma de trabajar puede hacer una gran diferencia en tu productividad.

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *