Te enseñamos como facturar tus servicios contratados en factura.com

Sabemos lo importante que es para ti mantener el control de tus facturas, por eso en factura.com puedes realizar tus facturas por compras de nuestros servicios (solo servicios de factura.com). Podrás llevar el control mediante un historial y descargarlas en formato PDF y XML .

Sigue estos sencillos pasos:

1.- Entra a tu panel de cliente: https://factura.com/clientes

uno

2.-A continuación se mostrará el panel de cliente.

dos

3. Posteriormente dirígete a la esquina superior derecha y haz clic en la opción que tiene tu nombre: Hola,___________ . Enseguida se desplegarán varias opciones, elige “Facturar mis servicios”.

tres

4.-Una vez que hiciste clic en “Facturar mis servicios” se mostrará un historial de todos los pedidos de las órdenes pagadas y no pagadas. Revisa cuál de tus facturas pagadas quieres generar y haz clic en “Facturar”.

Recuerda que solo puedes facturar tus órdenes dentro del mes que compraste tu servicio, después de este tiempo ya no podrás generarla.

cuatro

5.- Enseguida se mostrará el formulario de llenado para generar la factura.

cinco

6.- Llena todos los campos del formulario.

seis

7.- Haz clic en “siguiente”.

siete-3

8.- Agrega tus datos del método de pago y haz clic en “Crear factura”.

ocho

9.-Al final podrás ver tu factura en el historial, aquí podrás descargarla en PDF o XML haciendo clic en el botón correspondiente.

nueve

 

participar-networking-efectivo

Cómo participar en un Networking efectivo

participar-networking-efectivo

Networking es una actividad socioeconómica mediante la cual se reúnen grupos de personas, para construir, reforzar y mantener relaciones de confianza buscando promover sus objetivos. Son grupos o redes profesionales con formas parecidas de pensar, interactúan sobre oportunidades de negocio o superación.

Hacer networking efectivo requiere una planificación. Un enfoque que sea estratégico y medible; que se pueda aprender de cada vez que estás presente ante una nueva multitud o re-familiarizarte con una antes visitada. Estar entre una multitud demanda que pruebes tus ideas, mejorar tu capacidad para comunicarte y perfeccionar tu presencia ejecutiva. Hacer networking es un trabajo de tiempo completo y cuanto más tiempo le dedicas a ella – aprenderás más de lo que puede funcionar en tu beneficio o ir en tu contra.

Esta tarea requiere tu compromiso al 100%. No es necesario ser naturalmente abierto para tener éxito en entornos de networking. Sin embargo, tienes que estar preparado para ofrecer un valor cuando se te solicite. En otras palabras, cuando es su turno para decir algo – hazlo que valga la pena.

Networking es a la vez un arte y una ciencia. Pero al final – la creación de redes debe ser divertido, emocionante y gratificante para un enfoque de prosperidad. Cuanto más hagas networking – con una actitud positiva – aprenderás más. Y recuerda que siempre se está aprendiendo y desarrollando – especialmente tus habilidades de comunicación interpersonal. Una vez que te hayas convertido en un profesional del networking, puedes empezar a compartir tus experiencias, consejos y trucos con las demás personas.

A continuación mostramos una infografía de cómo hacer networking.

como-hacer-networking

clientes-dificiles

Cómo lidiar con clientes difíciles

clientes-dificiles

Algunos clientes pueden ser muy difíciles de tratar. En el transcurso de la vida de un profesional independiente, es muy posible que se tenga que trabajar con cientos de ellos. Cada uno puede tener una personalidad totalmente diferente – algunos más agradables que otros. A continuación, se compartirán algunos tipos de clientes complicados y consejos para tratarlos a cada uno.

El cliente demandante
Son las 9 de la noche y tu cliente te acaba de mandar tres mensajes. Dejas de jugar un juego de mesa con tu familia, para ver lo que podría estar sucediendo. Después de escuchar los mensajes, se hace evidente que el cliente realmente no tenía una necesidad urgente. Él sólo quería quejarse de varias cuestiones fuera de tu control. Durante las horas normales de trabajo, podrías estar dispuesto a hacerla de psicólogo. Sin embargo, este es el tiempo de estar con la familia y se está sentando un precedente peligroso para recibir mensajes cuando estás “fuera de horas de oficina”.

Así que, ¿cómo lidiar con tu cliente demandante? En primer lugar, es importante tomar algunas medidas, el no hacer nada sólo empeorará la situación. Le puedes devolver la llamada, aunque lo más probable es que ya estará llamando a la siguiente persona en su lista. A la hora que te comuniques le explicarás que estarás encantado de ayudarle mañana, cuando sean horas de oficina. Asegúrate de señalar que aprecias sus mensajes, pero que normalmente no estás trabajando después de 6 p.m. También puedes enviar un correo electrónico que confirme que has recibido los mensajes y que mañana te vas a comunicar de regreso. Una vez más, cortésmente has hincapié en tus horas de trabajo normales y menciona que no sueles contestar mensajes fuera de las horas de oficina.

Está bien establecer límites para ti mismo – y tus clientes. Necesitas vivir una vida normal, y establecer expectativas realistas hace que todo el mundo viva feliz.

El cliente quisquilloso
Hay dos tipos de clientes quisquillosos: uno que está dispuesto a pagar por lo que hagas, y otro que abusa de tu tiempo. El último es más fácil de tratar, simplemente cumple con tu obligación contractual con una sonrisa y luego deja de aceptar nuevos proyectos. El primero es un poco más difícil de manejar. Este tipo de cliente está dispuesto a contratarte por las horas que sean necesarias para hacer el trabajo. Al principio, esto suena muy bien, sin embargo, después de docenas de juntas y encuentros, se empieza a perder la fe de que el proyecto se realice.

Para hacer frente con eficacia con un cliente quisquilloso, es necesario estructurar un proceso. Si te dedicas a escribir, por ejemplo, puede tener sentido segmentar el flujo de trabajo creativo en fases. En lugar de enviar todo un proyecto de sitio web y esperar que lo apruebe, reduce el riesgo mediante la adopción de diferentes medidas:

  • Envía al cliente tres conceptos (en lugar de uno terminado completamente). Es probable que, una de tus ideas sea aceptada.
  • Contrata a otro profesional independiente para revisar tu trabajo antes de la entrega del producto terminado. Dos pares de ojos son siempre mejores que uno.
  • Al enviar tu trabajo, asegúrate de dar la oportunidad de algunos cambios y ediciones.

Nunca vas a cambiar un cliente quisquilloso, pero lo sí puedes cambiar es la forma de hacer tu trabajo. Al final, los clientes quisquillosos te pueden ayudar realmente a mejorar la forma en que trabajas.

El cliente analista
“Eso suena como una idea interesante, pero creo que tenemos que hacer otra revisión del contrato antes de seguir adelante.” ¿Te suena familiar? Es posible que estés frente a un cliente analista.

Mientras que los clientes analistas a menudo tienen instintos estelares, también tienden a ser muy metódicos – a veces hasta la exageración. En el entorno de esta rápida evolución, de un hiper-competitivo mundo del negocio, algunas decisiones requieren una acción urgente. Por desgracia, los clientes analistas pueden quedar paralizados por los mismos datos que buscan, lo que hará que se pierda la oportunidad de avanzar.

Por mucho que los clientes analistas utilicen hojas de cálculo y tablas dinámicas, también se desea que los miembros del equipo lo pueden guiar en el proceso de toma de decisiones. Cuando se trabaja para un cliente analista, es extremadamente importante iniciar y finalizar con los datos. ¿Tienes una gran idea? Súper. Mantenla hasta que puedas agregar datos suficientes para identificar el problema y apoyar el resultado propuesto. Cuando estés listo para hacer tu presentación, asegúrate de apoyar todas las afirmaciones con datos estadísticos precisos y pertinentes. Sabes que el cliente solicitará esa información. ¿Por qué no tomar la iniciativa y hacer una impresión positiva?

El cliente tacaño

Estás en el negocio entregando tus servicios con valor a los clientes a cambio de una tarifa razonable. Has trabajado duro para construir una presencia en el mercado, lo que hace que sea especialmente difícil interactuar con clientes que no te quieren pagar lo justo. Cuando los clientes parecen estar más centrados en la reducción de lo que te pagarán, en lugar de ver por el crecimiento de su propia empresa, es fácil perder la motivación.

Antes de renunciar y dejar el trabajo, puedes ponderar los motivos del cliente. ¿Tiene el cliente realmente algo en contra tuya, o simplemente tiene problemas de flujo de dinero? ¿En lugar de la facturación por todo el proyecto, sería un modelo de pago por diferentes etapas de ese mismo proyecto? ¿Podrías en realidad disminuir un poco tus precios al crear paquetes de servicios para aliviar la ansiedad del cliente?

El hecho de que un cliente es difícil, no significa que no se le puede mantener feliz. Recuerda, que estás en el negocio para ayudar a los clientes a resolver sus problemas. El ajuste de tu enfoque y mantener una actitud positiva puede recorrer un largo camino para lograr este objetivo.

clientes

Formas eficaces para conseguir más clientes y hacer que sigan llegando

clientes

El funcionamiento de tu propio negocio puede ser estresante, pero a veces el conseguir más clientes para mantenerlo a flote, los es más. Eso puede ser una de las luchas más difíciles y que producen una gran ansiedad para el dueño de un negocio.

A continuación te mostramos algunas estrategias que te ayudarán a obtener más clientes.

Participar activamente en grupos de redes sociales
Únete a grupos de Facebook o conversa con personas del medio en Twitter, también descubre en donde podrían estar pasando el tiempo tus clientes potenciales. Por ejemplo, si ere un diseñador gráfico, es posible que desees unirte a grupos orientados a propietarios de pequeñas y medianas empresas, ya que éstas son las personas que necesitan tus servicios. Entonces, en lugar de hacer spam o auto promocionarte a cada rato, puedes ser muy útil cuando las personas en el grupo hacen preguntas sobre el tema que trabajas. Los otros miembros del grupo tomarán nota de tu experiencia y verán tu perfil, que se debería vincular a la página de Facebook de tu empresa, a tu perfil en LinkedIn y al sitio web. Ahí es donde obtendrás algún proyecto para llevar a cabo.

Muchas personas van a Twitter en busca de consejos y recomendaciones. Ahí puedes ayudar a las personas. Busca algunas combinaciones con hashtags como:

#Ayuda

#Consejo

#Recomendación

#contratación

#Trabajo

Esto puede ser una forma muy simple de buscar oportunidades, pero puede ser una manera muy efectiva de encontrar personas que necesitan lo que ofreces en este momento. Si están haciendo una pregunta ¡Contéstala! Si están buscando a alguien para contratar, hazles saber que puedes ayudarlos y les das un enlace a lo que haces.

Crear un blog haciendo el contenido con el cliente ideal en mente
Una de las mejores formas para conseguir clientes es escribir entradas en un blog, que tus clientes ideales quisieran leer. ¿Eres un consultor de imagen personal? Comparte consejos con los estilos más favorecedores para cada tipo de cuerpo. ¿Eres un redactor? Escribe un artículo acerca de cómo crear una impresionante “Landing page”. ¿Eres un diseñador web? Comparte consejos sobre cómo sacarle provecho a WordPress. Esto no sólo llevará visitas a tu sitio, también te dará la oportunidad de mostrar el inmenso conocimiento que tienes en tu campo.

¡Es como vender sin vender! Tienes la oportunidad de mostrar tus habilidades sin forzar en nada a tus lectores. Idealmente, debes tener un enlace o algo gráfico en tu blog, dirigiendo a la gente hacia tu sitio web de servicios.

También puedes organizar un Webinar con los temas que conoces más, esto origina credibilidad en lo que ofreces.

Perfecciona tu proceso actual de cómo trabajas con los clientes para recibir más referencias
Toma un momento y literalmente traza en un papel el proceso que usas para trabajar con un cliente. Trata de ser muy específico y optimiza todos los pasos para que todo fluya. El perfeccionamiento de tus procesos y hacer que todo sea lo más manejable posible, para las entregas en tiempo y forma de tu trabajo, van a aumentar las posibilidades de que tus clientes te refieran con otros negocios. Si les gusta mucho trabajar contigo, es la forma más rápida para que compartan esa experiencia con todos sus conocidos.

Trabajar con clientes que tienen un público amplio
¿En lugar de esperar a que un cliente de renombre te encuentre, por qué no acercarse hoy mismo a uno? No se pierde nada con tratar y esto puede tener un enorme impacto en tu negocio.

Si puedes colaborar con alguna persona o negocio con un público grande, después de trabajar en conjunto, puedes recibir derivaciones y probablemente más clientes de lo que te imaginas. Te puede llevar a trabajar con otros clientes grandes que harán crecer tu negocio.

Haz un seguimiento con clientes potenciales que nunca te han comprado
Es probable que tengas algunos mensajes de correo electrónico de personas que solicitaron información inicial acerca de tus servicios y no se concretó nada. Puedes tratar de contactarlos de nuevo y seguir con la comunicación.

Si te sientes audaz y realmente desea mejorar tu negocio, puedes incluso contactar a personas que no has trabajado con ellos e invitarlos a que prueben tus servicios. Esto puede dejarte vulnerable, pero puede ser una de las cosas más útiles y eficaces para mejorar su negocio.

Da seguimiento a clientes anteriores para ver si necesitan algo adicional
¿Sigues dando seguimiento a tus clientes anteriores para ver si necesitan alguna ayuda adicional? ¡Hazlo! Sólo hay que mandarles un correo electrónico para ver cómo van las cosas y preguntarles si necesitan algún servicio adicional. A menudo, lo harán, pero tendrán que hacerse un lugar en su lista de tareas pendientes.

Del mismo modo, es posible que hayas descubierto recientemente algo que crees que seguramente ayudará a tus clientes anteriores. Trata de contactarlos para hacerles saber al respecto.

como-te-gustaria-tu-diseno

Algunos creen que lo Freelancers trabajan de forma instantánea y aparte barato o gratis

como-te-gustaria-tu-diseno

De seguro como freelancer te has enfrentado a clientes que te piden un proyecto con presupuesto muy bajo y aparte lo quieren para ayer.

Todos reaccionamos a las nuevas situaciones y escenarios de manera diferente, basado en nuestra cultura, capacidad de adaptación y numerosos factores que nos hacen lo que somos. La transición del trabajo de tiempo completo a trabajar de forma independiente es uno de esos momentos difíciles en la vida de un profesional. Sentimos que hemos sido arrojados en la parte más profunda de una piscina, sin un plan para lograr salir hacia el otro extremo.

A continuación te presentamos algunos escenarios comunes que puedes encontrar en la vida como freelancer y cómo puedes remediar esa situación o sensación si se trata de algo negativo.

Tienes que tomarlo como un compromiso

El que trabajes por tu cuenta no significa que tengas libertad de horario, en algunos momentos tendrás mucho trabajo y en otros estarás sin nada que hacer. Lo principal es que sepas administrar tu tiempo para que no tengas entregas de último minuto, la mayoría hacemos los deberes al cuarto para las doce, nos confiamos por estar desocupados y no avanzamos con las tareas. De pronto nos ocupamos y ya no entregamos los diferentes proyectos a tiempo. Si eres alguien comprometido tendrás horarios para hacer tus labores, comer, descansar, tener algún entretenimiento, etc.

Debes aprender lo básico en gestión financiera

El trabajar de forma independientemente, al igual que las pequeñas empresas, operan en subidas y bajadas en cuanto a recibir dinero. A veces llueven pesos o dólares y en otras ocasiones no se puede conseguir ni un centavo.
La mayoría de los freelancers experimentados aconsejan guardar algo de dinero en una cuenta bancaria, para gestionar los períodos de pobreza. A la primera oportunidad que tengas para ahorrar, debes hacerlo. Incluso si es sólo un poco de dinero, esto realmente puede ayudarte mucho cuando no se está recibiendo nada. Y para ser honestos, casi todos los profesionales independientes lo experimentan en algún momento, sin importar cuánto tiempo han estado en el negocio.

No te conviertas en un todólogo

Como freelancer, tienes que ser capaz de ofrecer un trabajo de primera categoría, lo que ofrezcas a tu cliente debes hacerlo de forma eficiente. La mejor manera de convertirse en un gran freelancer es que puedas cumplir con los proyectos asignados entregándolos en forma y tiempo. No por recibir todo lo que te pidan entregues algo que no eres capaz de hacer. Esto hablará mal de tu trabajo.
Tienes que ser realista y saber que el ser freelance no es necesariamente el trabajo para una sola persona. Conéctate con una red profesional, haz alianzas para poder subcontratar a profesionales, que pueden hacer algún trabajo especial que te pidan y tu no tienes la capacidad o el tiempo para hacerlo bien, eso es común en proyectos más grandes. Puedes contratar a otras personas independientes sobre una base semi-regular y liberar tu tiempo para concentrarte en lo que haces bien y así entregar un gran trabajo al cliente.

Respetarte a ti y al mercado

No hay nada peor que un mercado viciado por colegas que dan todo más barato tan solo por obtener el trabajo. Trata de observar los parámetros, los tabuladores, las tarifas o lo que esté disponible para ofrecer precios competitivos sin que llegues a abaratar tu trabajo. Recuerda que si lo das muy barato, los clientes te buscarán como “el baratero” y no por lo que sabes hacer bien.

Por otro lado el dar un precio inflado también daña el ecosistema. Con ello los clientes se sienten defraudados al saber que por un trabajo se les cobró hasta diez veces más de lo que se cobra regularmente.

Si te quieren pagar casi nada por tu trabajo, exigiéndote lo máximo y en tiempos imposibles de lograr, estás frente a clientes que lo mejor es dejarlos ir.

diseno web

Conceptos erróneos acerca del diseño web que cada cliente necesita saber

diseno web

La mayoría de los diseñadores web cuando comienzan son visionarios, idealistas de su tiempo, creen en las bondades del medio, pero en algún momento se encuentran con barreras que los pueden desanimar. Esto es cuando uno se entera de que la mayoría de los clientes están seguros de lo que quieren y que hay ciertas cosas que no pueden entender completamente. ¿Estás preparado para hacer frente a estos obstáculos?

Aquí están algunos conceptos comunes, erróneos y a veces frustrantes que los clientes necesitan saber acerca del diseño web.

Algunos creen que son dueños de tu tiempo

Hay clientes que piensan que sólo porque has firmado un contrato con ellos, eres, básicamente, de su propiedad. Te mandarán mensajes por Whatsapp cada hora o te enviarán infinidad de correos electrónicos pidiendo revisiones, solicitando cambios de diseño, y cuando no hay respuesta se enojarán y comenzarán a lanzar maldiciones y amenazas de todo tipo.

El problema surge cuando no das a conocer tu horario de trabajo. Piénsalo de esta manera, si no mencionas que trabajas los fines de semana, van a asumir automáticamente que estarás trabajando durante ese tiempo, sobre todo si piensan que el trabajo independiente no tiene horarios.

Es tu responsabilidad hacerles saber que no trabajas solo para ellos y que no estás disponible los fines de semana. Si es posible deberías tener dos teléfonos, uno para el negocio y otro personal, así te podrías desconectar y no seguir escuchando esos bips de mensaje.

Su sitio web se hará viral inmediatamente

Hasta cierto punto, un creador de sitios web es responsable de optimizarlos para asegurarse que los motores de búsqueda puedan ubicarlos e indexarlos. Lo que no es una ciencia exacta es si el sitio va a estar en los primeros lugares de búsqueda de un día a otro o que se haga “viral”. Esta palabra de moda ha estado dando vueltas desde hace algún tiempo y algunos proveedores prometen hacerlo de forma inmediata, por supuesto que esto es una irresponsabilidad, pero lo hacen para ganarse el trabajo. Si tienes la mala suerte, obtendrás un cliente que quiere que todo sea viral.

Si tu cliente espera que lleguen miles de visitantes a su sitio web en los primeros días, a menos que tengas la certeza de hacerlo, no prometas que sí lo lograrás. De lo contrario, estás básicamente buscando muchos problemas.

Aunque no lo creas, muchos propietarios de negocios tienen muy poca idea de cómo funciona Internet, por eso mismo tienes la oportunidad de explicarles cómo funcionan las cosas, en lugar de frustrarse con sus falsas expectativas.

Ellos están seguros de lo que la gente quiere

Quieren su logo animado, un montón de ventanas emergentes, música de reproducción automática, y muchos otros cosméticos de antaño, que son un horror en los sitios web de nuestro tiempo. Y por alguna razón, algunos clientes siguen pidiendo cosas que no son prácticas porque para ellos, “esto es lo que la gente quiere”.

Por ese motivo, cuando hables con un cliente, explícale que tu sabes lo que estás haciendo, que respetas su opinión, pero si crees que sus sugerencias son una afrenta a la experiencia de usuario, no le hagas caso y explícale porqué no lo haces. Es tu deber como diseñador de sitios web, nunca ceder a las malas ideas y llevarlas a cabo.

Una declaración simple puede ser: “Lo tomaré en consideración, pero en base a lo que los usuarios quieren, esta otra idea que tengo podría funcionar mejor. Confía en mí, he estado haciendo esto desde hace algún tiempo y no quiero que los usuarios tengan una mala experiencia con tu sitio web”.

“El espacio en blanco es malo y debe llenarse con algo”

Cundo los diseñadores web utilizan espacios como un método de orden y descanso, algunos clientes quisieran que lo llenaran con algo, que no “desperdicien espacio”.
Todo el mundo necesita espacio para respirar. Incluso los sitios web. Tener espacio vacío no significa que el sitio web no ha sido bien pensado. De hecho, se necesita pensar seriamente para asegurarse que estos espacios “vacíos” complementan todo el sitio web.

Es importante que el cliente entienda que los visitantes del sitio web asocian lo nuevo con el espacio en blanco, que es algo elegante y fácil de navegar. Además es de las últimas tendencias que funcionan.

El diseño de aplicaciones móviles y sitios web responsivos son lo mismo

Hay una gran diferencia entre tener una aplicación para su sitio web y tener un sitio web responsivo que funcione bien en dispositivos móviles. Una aplicación móvil es la que se puede descargar en la tienda Google Play o la App Store, para ser instalada en los dispositivos móviles. Estas aplicaciones son compactas y sirven a propósitos específicos.

Un sitio web para móviles se refiere a la copia de un sitio web guardada en un directorio o subdominio (m.tusitio.com) diferente, mientras que un sitio web responsivo se construye para “responder” y adaptarse a los diferentes tamaños de pantalla de los dispositivos.

Para nada es lo mismo: un diseñador que puede crear un sitio web no necesariamente puede saber cómo hacer una aplicación y viceversa.

Debes tener cuidado con los clientes que piensan que está pagado todo, desde el diseño del sitio web, un sitio móvil y hasta las aplicaciones; especialmente si tu no puedes hacerlo todo. Es necesario aclarar esto con ejemplos claros. Puedes recurrir a un sitio responsivo, un sitio móvil y una aplicación que pertenezcan a la misma empresa o marca. De esta forma se les da una idea clara de cómo funciona cada uno, preguntándoles si eso mismo es lo que desean.

Como tu diseñaste su sitio web, eres responsable para siempre de cualquier rediseño

En el diseño de sitios web, algunos clientes tienen la tendencia a depender de ti para rediseños y todo lo demás después de que un proyecto se termina. Puede comenzar como algo pequeño, un cambio de la fuente tipográfica o un cambio de color de fondo, a continuación, debido a que no se presupuestaron los cambios, esperan que todas las demás solicitudes de cambio a partir de entonces estén bajo un servicio de post-venta. Y las solicitudes siguen llegando, sin parar, hasta que tengas que agitar tu bandera blanca.

Para contrarrestar esto, asegúrate de que la expresión “período de gracia” se explica con claridad a tus clientes antes de iniciar cualquier trabajo. Normalmente se dan unos cuantos días para recibir las solicitudes de revisión y otras 48 horas para hacer los cambios menores que necesiten. Posterior a ello se deben cobrar los cambios. La idea es hacerles saber que, si necesitan cambios, tienen un periodo de tiempo predeterminado, para hacerlo de forma que quede dentro del presupuesto. Más allá de eso, tu estás en tu derecho de cobrar para cualquier solicitud de cambio.

Piensan que pueden cancelar un proyecto en cualquier momento sin dar nada a cambio

Esta es una buena razón para trabajar siempre con un contrato firmado. Los clientes son humanos y algunos pueden ser muy volubles. Ellos pueden decir que quieren ese proyecto cuanto antes, cuando comienzas a trabajar a marchas forzadas, luego no los encuentras durante semanas, sólo para volver y decirte que cambiaron de opinión, que no quieren continuar con el proyecto, y listo, se desaparecen de la faz de la tierra.

Puede ser algo muy frustrante, pero a menos que hayas pedido un adelanto, no esperes que te paguen por el tiempo invertido en el proyecto. Aunque para algunos puede resultar difícil pedir un depósito de inicio, es una práctica común hoy en día para comenzar con cualquier trabajo.

Por último, nunca firmes un contrato sin explicar muy bien los términos a un nuevo cliente. Los contratos se supone que deben proteger tus derechos, y los de tus clientes. Al fin y al cabo se trata de un dinero para el intercambio de servicios, y ambas partes deben salir con una transacción feliz durante la realización del proyecto. Y quién sabe, puede ser que se sigan trabajando más proyectos en conjunto.

demasiado-caro

Cómo responder cuando los clientes piensan que uno cobra demasiado caro

demasiado-caro

Si has estado trabajando como freelance por algún tiempo, de seguro has escuchado objeciones por parte de los clientes ante los precios. La primera reacción sería ofenderse, pero a veces, los clientes piensan de esta manera debido a las nociones preconcebidas acerca de la industria y el valor de los servicios. Antes de hacer una rabieta, se debe tomar el tiempo para descubrir por qué se sienten de esta forma. Negociar no es algo malo, después de todo, algunos clientes simplemente hacen negocios de esta manera, pero pueden existir significados ocultos a lo que realmente quieren decir cuando te acusan de manejar altos precios.

El precio es un reflejo del valor. Tu cliente puede ver el valor en dos formas:

  • Es un gran precio, cuando el valor es superior a “lo normal”.
  • Es demasiado caro, cuando el precio es mayor al “valor normal”.

Conseguir el delicado equilibrio entre precio/valor correcto, puede tomar un tiempo. Si estás cobrando un precio superior por tus servicios, es mejor que estés ofreciendo un producto mejor que el promedio. Mientras que quieras hacer más dinero en la mejor forma posible, tienes que cobrar lo que es apropiado para el valor de tu servicio. Después de todo, un cliente potencial siempre se puede ir a Google y encontrar 20 personas en unos pocos minutos, que son una alternativa más barata. Si nunca has tenido clientes te dirán que eres demasiado caro o por el otro lado si tienes mucha experiencia, es probable que no estés cobrando lo suficiente.

Nunca bajes tu precio inmediatamente después de escuchar “eres demasiado caro”. Si ofreces una tasa de descuento al instante, van a pensar automáticamente que pueden negociar un precio aún mejor si te presionan más. En todo caso, es mejor escuchar lo que tienen que decir acerca de por qué creen que tus precios son demasiado altos. Tómate el tiempo para descubrir la verdadera razón por la que te dicen que cobras mucho.

Ahora presentamos el cómo responder:

¿Comparado con qué?
Este es un buen enfoque para cuando se puede determinar que el cliente ha estado buscando a varios prospectos para comparar precios. A veces los clientes te dirán que tus tarifas son caras en comparación con otros colegas que han contactado. Si otra persona sólo va a cobrar $3,000 pesos por un sitio web, eso es algo que no puedes controlar. Puedes explicar por qué no cobras $3,000 y si el cliente todavía no está convencido, sigue adelante y encuentra a otros clientes que estén dispuestos a invertir en tu valor y que respetan tu trabajo.

Preguntarles con qué presupuesto cuentan
Si se les pregunta con qué presupuesto cuentan, se les puede contestar de forma concreta qué es lo que pueden obtener. Por ejemplo, si su presupuesto es de $2,000, explicarles lo que pueden tener con esa cantidad. De esta forma, las expectativas con el cliente están determinadas desde el principio. Los clientes que no cuentan con un presupuesto determinado, por lo general no están dispuestos a comprar tus servicios y pueden no valer la pena. Preguntando cuál es presupuesto es una buena manera de averiguar qué tan comprometidos están para continuar contigo.

¿Verdaderamente necesitas mis servicios?
A veces los clientes que creen que eres demasiado caro sólo quieren una salida fácil al trabajo que necesitan. Esto sucede cuando el cliente no está listo para tomar una decisión, pero todavía no quiere dar un no rotundo. La mención del costo es la forma más fácil de salir del compromiso. Por ejemplo, “Realmente no necesito rediseñar mi sitio en este momento, puedo esperar” o “Creo que estoy muy ocupado para ver que se haga un sitio web.” Con estos clientes, se sugiere que mejor se pongan en contacto contigo en el futuro, cuando estén listos y dispuestos a asumir el proyecto en conjunto.

Solo ignorarlos
Si no quieres defender tus precios, entonces no lo hagas. Si estás en una posición donde obtienes una buena cantidad de trabajo, puede ser que sea mejor tomar esta ruta que perder el tiempo tratando de justificar tus honorarios.

Los clientes que quieren más barato, siempre querrán todo más barato
A menudo encontrarás dueños de negocios que no entienden el valor de tu trabajo y por lo tanto no van a entender tu precio. No pierdas el tiempo con estos clientes – que a menudo se convierten en un dolor de cabeza más adelante, porque quieren todo por nada. Si ellos están siendo muy agresivos con los precios desde el principio, toma esto como una señal de alerta. Esto significa que pueden quejarse de las facturas más adelante y ser un dolor de cabeza al momento de que cobres los honorarios.

upwork

Sitios para trabajar como freelance en este 2016

upwork

Si estas trabajando como freelance, lo primero que necesitas es poder encontrar alternativas laborales. Existen diferentes portales donde se puede conseguir alguna oportunidad de trabajo.

https://www.upwork.com/ es una plataforma donde las principales compañías del mundo contratan talento profesional independiente.

El sitio https://www.freelancer.com.es/ puede ser un buen lugar para encontrar oportunidades laborales. Ahí se publica un proyecto y recibe ofertas competitivas de los freelancers. Es una forma simple para conseguir que el proyecto se realice en línea.

https://freelance.infojobs.net/ es una comunidad de más de 146.000 profesionales que trabajan para completar proyectos.

En https://www.elance.com/ encontrarás ofertas de trabajo de compañías a nivel mundial.

https://www.toptal.com/ es una red exclusiva de los mejores desarrolladores de software independientes y diseñadores del mundo. Empresas a nivel global buscan a los trabajadores idóneos para sus proyectos más importantes.

https://99designs.com.mx/ permite competir en diferentes concursos de trabajo y obtener retroalimentación para que los clientes eligen a los mejores.

Una opción para encontrar servicios profesionales competitivos y agilizar proyectos es https://www.participame.com/

En este sitio encontrarás una lista de otros sitios para encontrar trabajo como freelance:
Websites to Find Freelance Jobs

emprendedor

Cómo ganarse la vida como un emprendedor independiente

emprendedor

Cuando la gente piensa en un emprendedor, a menudo evocan al creador de una startup recientemente lanzada o alguien con una franquicia. Pero el término incluye tantas otras personas, uno de ellos el profesional independiente o freelance.

Muchos profesionales han encontrado el éxito como un freelance que proporciona varios servicios incluyendo la minería de datos, el desarrollo web, marketing, redactor de contenidos, capacitación, entre otros. Pero para construir una exitosa y prolífica carrera de forma independiente se necesita más que suerte y tener acceso a los clientes en línea.

A continuación te mostramos algunas habilidades clave, que te acompañarán en el camino en busca del éxito:

Saber venderse a sí mismo
Es posible que tengas conocimientos como un gran diseñador web, un don para contar historias o habilidades para hacer código muy buenas, pero sin una estrategia de marketing personal, nadie sabrá que estás abierto a nuevas oportunidades laborales. Todos los buenos trabajadores independientes deben tener una sólida presencia en línea, desde cuentas en redes sociales (mantener un perfil profesional, por favor) a un sitio web personal y un portafolio digital. Tener una marca personal bien definida puede ayudar a impulsar tu profesionalismo tanto para los clientes actuales o potenciales.

Establecer un horario, objetivos y expectativas
Ya sea que se esté trabajando en un proyecto de última hora o tener todo el tiempo del mundo, es importante para los trabajadores independientes el establecer los plazos y gestionar las expectativas con los clientes. Determinar como se verá el producto final, cuándo será la entrega final y la forma en que se llevará a cabo, ayuda a los freelance a mantenerse en las fechas de entrega en tiempo y forma, permitiendo así a los clientes saber lo que van a obtener.

Llevar un registro de todas las grandes ideas
En algún momento dado, se podría estar trabajando en un buen número de proyectos con diferentes fases de ejecución. Hacer un seguimiento de todas las ideas e inspiraciones asociadas a cada una de ellas, pueden ser habilidades de una gran organización y de primer nivel para un profesional independiente.

Comunicarse efectivamente
Parece una obviedad, pero la comunicación efectiva construye una base para el éxito empresarial. Esto se manifiesta aún más para los trabajadores independientes. El ir más allá para estar al tanto de la comunicación puede ayudar a eliminar la distancia física entre el freelance y su cliente. Estar disponible a través de correo electrónico, por teléfono o en un video chat es una necesidad, pero se puede complementar con otras formas, como el compartir la pantalla de diferentes aplicaciones, para mostrar a los clientes una visión de trabajo más complejo y detallado.

Dar seguimiento, construir una red y hacer crecer un negocio independiente
Al terminar un proyecto y haber enviado la factura al cliente podría parecer como el fin de la relación de trabajo, pero no lo es. Se puede hacer un seguimiento con el cliente de una o dos semanas después de que el proyecto ha sido entregado, y pedirle su opinión. Si es positiva, solicitarle una recomendación del trabajo para mostrarla a clientes potenciales y en LinkedIn o pedirles que proporcionen un breve testimonio para publicarlo en el sitio web o portafolio.