planes-para-crear-negocios

Planes para crear tu negocio – infografías

planes-para-crear-negocios

Si estás listo para crear tu negocio, es importante saber cuales son los primeros pasos y lo que debes tener listo. Un plan de negocios es una descripción escrita del futuro de tu empresa, un documento que te dice lo que vas a hacer y cómo vas a hacerlo. Los planes de negocio son inherentemente algo estratégico. Se comienzas aquí, hoy, con ciertos recursos y capacidades. ¿Qué quieres llegar a ser en el futuro? Debes estar preparado para el momento en que tu negocio llegue a tener un conjunto diferente de recursos y capacidades, lograr una mayor rentabilidad y el aumento de los activos. Tu plan puede mostrar cómo será tu camino para lograr el éxito.

Aquí te mostramos algunas infografías que te ayudarán a entender lo que se requiere para iniciar tu plan de negocios.

como-escribir-un-plan-de-negocios pasos-plan-de-una-empresa modelo-de-negocios-canvas-3 modelo-de-negocios-canvas-2

como-tratar-clientes-dificiles

Cómo tratar a los clientes difíciles

como-tratar-clientes-dificiles

No importa lo bueno que eres en el área de servicio al cliente, en algún momento tendrás que tratar con un cliente infeliz. Para los profesionales autónomos y pequeñas o medianas empresas, los clientes difíciles son una constante en la vida. Incluso si rara vez cometes errores y tratas a todos tus clientes con profesionalismo, tarde o temprano, vas a cometer un error o no cumplirás sus expectativas. Y, por supuesto, siempre vas a tener unos clientes que están teniendo un mal día, que no tienen un entendimiento claro de lo que haces o que simplemente son difíciles de complacer. Esto puede crear situaciones difíciles, pero es importante no dejar que eso te desanime. Cuando estás en medio de una interacción incómoda con el cliente, recuerde que por otro lado, la gran mayoría de tus clientes están contentos con lo que haces.

Si has cometido un error o simplemente está teniendo un mal día, estas tácticas pueden ayudarte a manejar clientes difíciles.

Escucha: Si tu cliente no está satisfecho, escucha sus preocupaciones (no interrumpirlo) si necesitas tomar notas, hazlo. Tu objetivo es llegar a conocer el motivo de por qué está molesto. Cuando sea tu turno para hablar, empieza por recapitular lo que te dijo. Esto permite que el cliente sepa que has entendido lo que decía y le hace sentirse escuchado. Así mismo, ten en cuenta que no estás obligado de ninguna manera a seguir la interacción, si un cliente se convierte en una persona abusiva.

Tómate tu tiempo: Si te estás comunicando con el cliente a través de correo electrónico u otra plataforma en línea, no respondas inmediatamente. Tómate tu tiempo para asimilar lo que está pasando y pensar bien con respecto a tus sentimientos iniciales. Date por lo menos una hora o dos. Si puedes esperar hasta la tarde, aún mejor. No es por dar la impresión de desatención, es porque puedes estudiar bien el caso y estarás más relajado para ese momento.

Tranquilízate: Si el cliente toma un tono enfadado, molesto, o cortante cotigo, no respondas de la misma forma. Si lo haces, sólo empeorarás las cosas. Debes ser el que está ecuánime en la situación, y mantén un aire de profesionalismo total a lo largo de la interacción.

Encuentra el núcleo del problema: Cuando un cliente responde a tu trabajo con críticas duras, tu impulso natural puede ser la negación de que hiciste algo malo o tratar las molestias del cliente como algo irrazonable. Trate de resistir este impulso, y utiliza esto como una oportunidad para tener un poco de reflexión. ¿Hubo un problema de comunicación, y si es así, ¿dónde se produjo? ¿Tomaste atajos o no trabajaste a tus acostumbrados estándares? ¿Qué debes hacer en el futuro para evitar estas situaciones? Podría ser que el cliente está realmente siendo razonable y un poco de auto-reflexión nunca está de más.

Considera la adopción de la pérdida: No sirve de nada entrar en una situación tensa y desgastante sobre una cantidad relativamente pequeña de dinero. Tratar con clientes difíciles puede ser emocionalmente exigente, por no hablar de perder una gran cantidad de tiempo. En algún momento, simplemente ya no vale la pena seguir discutiendo. Así que si puedes permitirte el lujo de dar un reembolso y poner fin a la disputa, independientemente de quién tiene razón y quién está equivocado, la posibilidad de hacerlo a veces es más que gratificante.

Por supuesto, es posible que te encuentres en situaciones en las que el cliente no está necesariamente enojado pero quizás es una persona difícil en otros aspectos. Por ejemplo, frente a la expectativa del alcance (el fenómeno por el cual un proyecto que ya ha sido acordado continúa creciendo poco a poco) requiere un tipo especial de tacto, sobre todo cuando se hace necesario pedir más dinero. También hay situaciones difíciles, como cuando se necesita extender un plazo o rechazar un proyecto de un cliente regular.

En cada caso, es bueno ver las cosas desde la perspectiva del cliente y trata de satisfacer sus necesidades lo mejor que puedas, a la vez que cuidas el beneficio para ti y tu negocio. Sé lo más honesto posible. Asegúrate de que tus clientes saben que valoras tu negocio, incluso si no puedes satisfacer plenamente sus necesidades en este momento. Mantén todas tus interacciones de forma profesional y educada para que tus clientes lo valoren.

Acá te presentamos una infografía sobre 7 tipos de clientes, que te puede servir como referencia.

tipos-de-clientes

debe-contar-tu-sitio-web-negocio

Con qué debe contar el sitio web de tu negocio

debe-contar-tu-sitio-web-negocio

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas no cuentan con un sitio web o lo que es peor el que tienen es un sitio que tiene años de no actualizarse. Algunos incluso tienen una leyenda hasta abajo que dice: “Diseñado en el año 2010”. Tal vez la compañía y los productos y servicios que ofrecen han cambiado de manera espectacular, pero el sitio web no está a la altura. Cuando los clientes potenciales visitan el sitio, no es para nada amigable y no se hace evidente lo que se está ofreciendo. En resumen, el sitio web no estaba ayudando a la compañía a ganar nuevos clientes.

Los sitios web modernos deben ser amigables a los robots de búsqueda, pero primero deben ayudar a los usuarios a encontrar lo que requieren. Algo que es imprescindible es que sean sitios responsivos (que se adapten a cualquier dispositivo). Por lo regular suelen tener cuatro tipos de contenido: texto, imágenes, vídeo y audio. Sobre esa premisa se puede construir el contenido en torno a la marca. El texto debe dar simples descripciones del producto, la empresa, y cómo los usuarios podrían empezar a utilizar los productos o servicios que se ofrecen. Las imágenes se deben crear para dar una explicación de lo que se muestra, ya sean fotos del producto o infografías que expliquen procesos. Para el vídeo se puede ser más creativo y crear cortos animados que cuentan la historia o describen el producto de una forma entretenida y concisa.

En algunos casos se pueden crear tutoriales por medio de video o si es un lugar de comida, no hay algo que tenga más éxito que la forma de compartir recetas.

  1. Su sitio web es el punto inicial de tu empresa.
  2. Debe proporcionar contenido que le sirva al visitante, interesante o útil para tus clientes.
  3. Los cuatro tipos más comunes de los contenidos son de texto, imágenes, vídeo y audio.
  4. Debe tener interacción inmediata con las redes sociales.

Contenido para tu sitio web

Tal vez estás a punto de empezar a construir tu sitio web o quizás ya tienes uno para actualizar. De cualquier manera, lo primero que necesitas pensar es qué información requiere tu sitio, para cubrir las necesidades de comunicación. La página de inicio debe explicar de lo que se trata tu negocio y de qué les puede servir a los visitantes. En este caso no existe una segunda oportunidad para causar una primera impresión, si está lo que buscan se quedarán, sino se irán inmediatamente. Estudia otras páginas web de empresas similares y anota lo que hacen bien y lo que hacen mal. ¿Es fácil saber lo que hacen? ¿es fácil navegar a la siguiente página o encontrar lo que hay en el sitio? El resto de tu sitio web debe apoyar las necesidades de tus clientes. El nombre de la marca (puede ser el logo) debe estar presente en todo el sitio. Los visitantes deben saber, sin ningún contratiempo, la forma de navegar por el sitio para encontrar lo más relevante, la ubicación del lugar, la forma de contacto y la interacción con las redes sociales.

El contenido es el corazón del marketing y debe recibir la atención que merece. El marketing es sobre todo dar a conocer lo que haces y potenciarlo a tus clientes actuales o los posibles clientes; el contenido de tu página web es la forma más rápida de que tus clientes sepan todo acerca de lo que ofreces. El objetivo es que sepan perfectamente lo que están recibiendo, qué problema les soluciona, cuánto cuesta y de cómo su vida mejorará después de que compren tu producto o servicio.

Diseño de páginas Web

Todo este contenido necesita estar bien estructurado por el diseño del sitio. El objetivo principal del diseño es darle forma al contenido, para que la gente puede rápida y fácilmente encontrar lo que necesitan en tu sitio. Lo mejor que puedes hacer es contratar a un especialista del ramo, para se centre en cómo mostrar tu contenido de forma simple, pero profesional. Recuerda que ahora un sitio web debe estar bien representado en todos los dispositivos móviles. Eso se logra con el diseño responsivo (pídelo de forma inmediata).

Compartir el contenido dinámico en las redes sociales

Lo mejor es que el diseñador te deje un espacio en el sitio para el blog de la marca. Ahí escribirás información importante, tips, trucos noticias de eventos, etc. Lo tendrás que actualizarlo de forma regular (así tus usuarios y los robots de búsqueda estarán pendientes de lo que escribes).

También es importante que potencies el contenido en las redes sociales. A medida que trabajas en llenar tu sitio web y blog con información, fotos, y videos, lo mejor es compartirlo. Todo el contenido que se crea puede ser compartido con tus clientes en Facebook, Twitter, YouTube, Google+ u otros sitios de redes sociales, como Pinterest e Instagram. Un paso más allá es crear una estrategia de Email marketing, donde a través de correo electrónico compartirás lo mejor de tu comunicación.

¿Ya estás listo para crear o actualizar tu sitio?

introduccion-al-modelo-canvas

Introducción al Modelo Canvas – Modelo de negocio

Los nuevos modelos de negocio están alterando los lugares de trabajo en todas partes. Las empresas deben evaluar constantemente y cambiar sus modelos de negocio para sobrevivir.

Definimos “modelo de negocio”, como la lógica por la cual una empresa se sostiene financieramente. En pocas palabras, es la lógica por la cual una empresa gana su sustento. Se puede pensar en un modelo de negocio como un modelo que describe cómo funciona una organización. Al igual que un arquitecto prepara planos para guiar la construcción de un edificio, un emprendedor diseña un modelo de negocio para guiar la creación de una empresa.

El modelo de negocio Canvas se compone de nueve bloques de construcción básicos, que muestran la lógica de cómo una empresa tiene la intención de hacer dinero. Los nueve bloques cubren las cuatro áreas principales de una empresa: clientes, oferta, infraestructura y la viabilidad financiera. El modelo de negocio sirve de base para una estrategia que se implementa a través de las estructuras de organización, procesos y sistemas.

canvas-model-grafica

  1. Segmentos de clientes – una organización sirve uno o varios segmentos de clientes.
  2. Propuesta de valor – pretende resolver los problemas y satisfacer las necesidades del cliente con propuestas de valor.
  3. Canales – las propuestas de valor se entregan a los clientes a través de la comunicación, distribución y canales de ventas.
  4. Relación con clientes – las relaciones se establecen y mantienen con cada segmento de clientes.
  5. Fuente de ingresos – las fuentes de ingresos son el resultado de las propuestas de valor exitosas, que se ofrecen a los clientes.
  6. Recursos clave – los activos necesarios para ofrecer y entregar lo ofrecido…
  7. Actividades clave – … mediante la realización de una serie de actividades clave.
  8. Socios clave – algunas actividades se realizan por medio de alianzas y algunos recursos se adquieren fuera de la empresa.
  9. Estructura de costos – los elementos del modelo de negocio que dan como resultado la estructura de costos.

A continuación se muestra una presentación breve y concisa sobre el Modelo Canvas:

 

grandes-hombres-de-negocios

Errores y aciertos de los grandes hombres de negocios

grandes-hombres-de-negocios

Es verdad que nadie es perfecto y esto se manifiesta en el mundo de los negocios así como en cualquier otro lugar. Mientras que los empresarios se esfuerzan por hacer lo mejor posible, los errores son a veces inevitables. Sin embargo, nosotros, los propietarios de pequeñas y medianas empresas, podemos tomar como ejemplo lo que han hecho grandes hombres de negocios, los que dirigen una corporación masiva, donde un error puede costar millones.

Por ejemplo:

Bill Gates ignoró las diferentes zonas que convergían con su negocio, una de ellas era el mercado de los buscadores, donde Google claramente tuvo una mejor visión.

Otra fue la de no entrar a tiempo en el mercado de los dispositivos móviles.

Steve Ballmer realizó estudios de mercado antes de la puesta en marcha de un nuevo producto, pero rara vez fue capaz de entrar con algo innovador y que moviera al mercado. Por ejemplo el Zune de Microsoft llegó 5 años después de iTunes. Pero su gran error fue presentar demasiado tarde la tableta Surface RT, que hizo perder a Microsoft 900 millones de dólares por sus pobres ventas.

A Tim Cook se le conoce como una persona que no ha podido dirigir a Apple como lo hubiera hecho Steve Jobs, uno de sus más recientes fallas fue el fiasco del Apple Maps, que lo presentó en el 2012 con muchos problemas, incompleto, lleno de “bugs” y que a la postre hizo que despidiera a personas que lo hicieron.

Aparte de los errores cometidos, aquí presentamos algunas infografías que muestran diferentes tips para lograr el éxito.

8-cualidades-empresarios-exitosos tips-richard-bransons-empresas Los-cinco-errores-de-Steve-Jobs-forbes

consejos-buen-funcionamiento-negocios

Consejos para el buen funcionamiento de tu negocio

consejos-buen-funcionamiento-negocios

Ya sea que se acabes de empezar como dueño de un nuevo negocio o ya lo estés ejecutando desde hace tiempo, siempre hay nuevas estrategias que pueden ayudarte a aumentar la probabilidad de éxito en el mercado. Acá te mostramos algunos consejos que te pueden servir.

Ama lo que haces
El viejo dicho de “haz lo que amas” puede ser un cliché, pero es realmente cierto. El funcionamiento de tu propio negocio es un gran desafío. Si no estás profundamente apasionado de lo que estás haciendo, es probable que falles tarde o temprano. A veces debes estar trabajando incontables horas, así que si no te gusta lo que haces puedes darte por vencido en muy poco tiempo y no lograrás escalar tu negocio.

Date cuenta de lo que realmente eres bueno
Esta es una pregunta difícil. A menudo se piensa que puedes hacer muchas cosas a la vez. Diferentes negocios creen que deben ofrecer todo lo que se hace en el mercado, piensan que entre más diversos sean pueden tener más clientes. Pero en lugar de perderse en el océano, es mejor averiguar en qué son realmente buenos y aferrarse a ello. En un principio es bueno experimentar con diferentes servicios, pero al final se puede llegar a las actividades que uno domina más.

Diferencia tu negocio
Es difícil competir constantemente con los cientos de otros negocios. El medio es extremadamente competitivo y si tratas de hacer de todo no es una estrategia a largo plazo. Encuentra tus diferencias únicas y saca provecho de ellas. Esta es la clave para sobresalir entre tus competidores. En lugar de tratar de ser otra entidad, asegúrate que todo el mundo sepa que son únicos en los productos o servicios que ofrecen.

Tener un buen servicio al cliente
Te guste o no, el servicio al cliente es una parte importante de tu negocio. La lealtad del cliente, referencias, comentarios en línea, lo que sea – están todos basados en la calidad del servicio que prestas. El mantener a los clientes felices es tan importante como conseguir nuevos clientes. Debes trabajar junto con tu equipo para aportar valor y resultados a los clientes.

Te pagan por Resultados
Cuando se trata de negocios, no importa cuán grande es tu equipo o lo buenas que son sus herramientas de trabajo. Los clientes pagan por los resultados. Si no están centrados en los resultados, pronto verán que los clientes se van con la competencia. Esto es tan importante que debe ser parte de los valores fundamentales de un negocio: la gente, la pasión y el rendimiento.

La eficiencia es todo
El hacer que funcione bien una empresa requiere de un intenso enfoque en la eficiencia. Si el negocio no es eficiente, se está perdiendo dinero. Es importante encontrar maneras de ser más eficientes con el tiempo y los recursos. Después de todo, cada minuto cuesta. Se deben hacer ajustes a los procesos de producción y seguimiento y siempre estar buscando formas de ser más eficientes.

Tu gente puede hacer que triunfes o que fracases
En una empresa, la gente es tu mayor activo. Tienes que encontrar las personas adecuadas para que tu empresa evolucione de buena a excelente. Tomarse el tiempo para encontrar a las personas adecuadas es clave para mover tu negocio hacia el éxito. Se deben llevar a cabo varias entrevistas e incluso puedes hacer que otros compañeros de equipo entrevisten a los candidatos potenciales, para asegurarse que se está contratando a las personas adecuadas para unirse al equipo.

Debes saber sobre números
Si bien la pasión te motiva a diario, los números son los que ayudan a mantenerse en el camino. Las cifras de ingresos, pendientes de cobrar a clientes, números de las ganancias, lo que sea. Los números son todo si quieres que una empresa sea exitosa y que se mantenga estable. Es bueno saber exactamente el flujo de efectivo, los costos de operación y el costo al adquirir nuevos clientes. De esta forma se pueden optimizar los procesos, para garantizar una larga y próspera vida como empresa.

Encuentra oportunidades en los fracasos
A nadie le gusta fallar, sobre todo cuando se está llevando un negocio, pero los fracasos pueden venir en diferentes formas – malas decisiones de negocios, ofertas de servicios equivocadas, malas contrataciones, etc. Independientemente de qué tipo de fallas se han experimentado, la parte más importante es aprender de ellas. Al ver los aspectos positivos y la oportunidad de aprendizaje en cada fracaso, te ayudará a tomar mejores decisiones a largo plazo.

La adaptabilidad es clave para la supervivencia
No importa si acabas de comenzar o has estado ejecutando tu negocio durante décadas, si no puedes adaptarte a los cambios de la industria, la tecnología o la forma en que los consumidores están comprando hoy, definitivamente vas a quedarte fuera. Invierte en el aprendizaje continuo y estar al tanto de las tendencias de la industria para que pueda adaptarte fácilmente a los cambios. Debes consumir contenido relevante en Internet y asistir a conferencias de la industria, estar al tanto de todo lo nuevo. Después de todo, dicen que tienes que mantenerte por delante de tu competencia con el fin de llevar a casa una victoria.

¿Tienes otro consejo para compartir?

 

millennials-y-negocios

Los millennials en los negocios

millennials-y-negocios

La generación de millennials (o generación Y, son las personas nacidas entre 1980 y el año 2000) se han convertido en una fuerza significativa en el medio de la pequeña y mediana empresa. Los datos nos dicen que la mayoría de la generación del milenio, no desea estar en puestos de trabajo de oficinas tradicionales como sus predecesores de la generación X. En una encuesta reciente de Deloitte, el 70 por ciento de la generación del milenio prefieren trabajar de forma independiente, y en un estudio por separado, 1 de cada 5 dijeron que quieren dejar su trabajo actual e iniciar sus propios proyectos.

Aquí mostramos algunas características de los millennials que están cambiando la forma de hacer negocios.

Les gusta trabajar de forma colaborativa
Los millennials confían en sí mismos y en sus compañeros, les encanta trabajar en entornos de co-creación. Prefieren estar en un ambiente de oficinas abiertas en un piso completo, paredes-pizarrones con grandes espacios para plasmar ideas, y el trabajo en equipo es una constante en las horas laborales. Se dice que cuando la generación del milenio crea una marca, servicio o producto, lo hacen con la expectativa de que sus consumidores o clientes puedan complementarlo. Están interesados en el trabajo en equipo en cada etapa. Las empresas que entiendan esto y encuentren formas de participar en esta relación de co-creación con la generación del milenio tendrá una gran ventaja.

Con buen rendimiento académico
Por lo menos en Estados Unidos, la generación del milenio se consideran los mejores estudiantes hasta la fecha. El gran número de solicitudes presentadas para la universidad, nunca ha sido mayor. A los millennials les gusta tener buen rendimiento académico. El 94 por ciento de la generación del milenio creen que la universidad es esencial para tener éxito en la vida. Y mientras que aborrecen el fracaso, no se quedan atrapados en la ira. En su lugar, se recuperan rápidamente, aprenden de ello y siguen su camino hacia delante.

El espíritu empresarial es cada vez más atractivo para ellos
De acuerdo con algunos estudios, el 88% de la generación del milenio, dijo en 2014 que les gustaría trabajar en un emprendimiento, en comparación con el 69% en 2011. Los informes demostraron que el 55% de la generación del milenio, dijo que les gustaría iniciar un negocio propio algún día.

Han crecido más protegidos que cualquier otra generación
Los millennials crecieron más protegidos, con el tiempo de juego más supervisada y con una mayor preocupación por la seguridad. Este entorno protegido puede explicar por qué la generación del milenio está más cerca de sus padres. Llegaron a conocer a sus padres como protectores y defensores, así que no hay lugar para desafiarlos y rebelarse contra ellos.

Para ellos, la tecnología es siempre accesible
La tecnología ha dotado a la sociedad con una accesibilidad sin fin. La generación del milenio, en particular, están constantemente conectados a través de redes sociales, teléfonos inteligentes, ordenadores, tabletas – y menos tiempo frente al televisor. Un estudio reciente encontró que el 60% de la generación del milenio utilizan los medios sociales para mantenerse al tanto de los acontecimientos actuales. El uso de los medios sociales es una interacción de dos vías, entre los usuarios y las marcas, generando así una empatía entre el consumidor y los productos.

Son social y económicamente responsables
Los millennials tienen un buen respeto a la autoridad. Casi no se habla de alguna revolución, que en el pasado llegó a definir grandes movimientos. Los millennials toman sus relaciones con la autoridad en serio, especialmente con sus padres. De hecho, un estudio reciente reveló que el 85% dice que sus padres son sus mejores amigos.

Todo esto ha contribuido a que las relaciones laborales, las nuevas perspectivas de negocio y cómo se manejarán las empresas en el futuro, tengan un gran impacto en base a las características de los millennials y las nuevas generaciones por venir.

peores-consejos-de-negocio

Los peores consejos de negocio que puedes seguir

peores-consejos-de-negocio

Existe un gran número de consejos por ahí para saber cómo iniciar y administrar un negocio. Pero no todos son buenos. De hecho, hay algunos dichos populares que en realidad son algunos de los peores consejos de negocio que puedan existir. A continuación te mostramos algunos y que pueden ser el peor asesoramiento empresarial que puedes seguir, si no los entiendes bien.

Haz lo que amas
Aunque pueda parecer una buena idea, este dicho popular es ampliamente considerado como uno de los peores temas de asesoramiento empresarial que hay. El hecho de que te gusta hacer algo, no significa que a los demás le resulte útil o necesario. Y si nadie compra lo que estás ofreciendo, entonces, hacer lo que amas de verdad no te llevará a ninguna parte.

Tal vez pueda funcionar algo mejor si es que llegas a tener éxito en lo que haces y aparte lo amas: “Haz lo que amas y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”

Si construyes lo que desees, lograrás el éxito
Del mismo modo, la simple construcción de una oferta no significa que de verdad atraerás más clientes. Este dicho implica que si te pones a trabajar, hay clientes ahí afuera que apoyarán tu negocio. Pero si no haces una buena investigación para encontrar el mercado ideal, que funcione para tu producto o servicio, podrías tener una muy mala experiencia.

El cliente siempre tiene la razón
Este dicho popular tiene la intención de animar a los propietarios de negocios y empleados a trabajar duro para tener satisfechos a los clientes. Y mientras que los clientes y sus opiniones son generalmente importantes para el éxito de las empresas, no siempre tienen razón. Si estás constantemente dando descuentos o cambias tus ofertas cada vez que un cliente así lo demanda, podrías estar dañando tu marca y tu margen de ganancias.

Algunos diseñadores tienen otro dicho que es más realista: “Al cliente no hay que darle lo que pida, sino lo que le funcione”

Nunca rechaces a un cliente
No debes suponer que cada cliente que llega a tu puerta será un beneficio para tu negocio. Especialmente si tienes una empresa de consultoría o prestas algún otro servicio donde puede ser necesario trabajar con alguien a largo plazo, aquí es muy importante que exista una buena relación para no crear conflictos. Lo mejor es saber escoger unos pocos clientes con los que se pueda trabajar bien y dejar ir a los clientes que generen más problemas que beneficios. Esto es sano para ambos.

No abandones tu trabajo para poder emprender
Este consejo puede sonar bien, para no perderlo todo por aventurarse al emprendimiento, pero también puede ser uno de los peores consejos de negocios, porque en realidad nadie puede asegurar si hay un camino seguro para tener éxito como empresario. Si no estás muy seguro tal vez puedas probar en tu tiempo libre y no renunciar a tu trabajo actual. Pero si ya estás decidido, lo mejor es invertir todo tu tiempo y esfuerzo en la nueva empresa. Cuando se trata de tomar esta decisión, cada empresario tiene que decidir sobre la base de su propio conjunto de circunstancias y no escuchar solo una recomendación. Si existe una base financiera y un plan de negocios que pueda soportar los primeros meses, lo mejor es ir por todo.

Mantente alejado de los mercados establecidos
Algunos expertos afirman que con el fin de iniciar un negocio exitoso, es necesario encontrar un nuevo nicho o un enorme hueco en el mercado. Pero eso no siempre es cierto. Puedes iniciar un negocio en un mercado establecido, siempre y cuando tengas algo mejor para ofrecer a los clientes.

Si quieres que algo salga bien, tienes que hacerlo tú mismo
A menudo los propietarios de negocios tratan de hacerlo todo por sí mismos, porque tienen dificultad para confiar en alguien más y delegar tareas. Pero la verdad es que hay expertos y empleados potenciales que pueden hacer mejor las tareas de lo que podrían hacer los mismos dueños.

Todo es cuestión de a quién conoces
Los contactos personales sin duda pueden ser útiles cuando se trata de lograr un negocio exitoso. Pero poner un enorme énfasis en ellos puede disuadir a algunas personas que no tengan esos grandes contactos desde el principio. Siempre se puede crear conexiones a medida que se avanza. El buen trabajo es lo que hace que se hagan recomendaciones y lograr nuevos contactos.

Mantente siempre en tu plan
Un plan de negocios es una herramienta muy útil. Pero no debe ser la última guía y que no puedas cambiar nada acerca de tu negocio. A veces, las cosas cambian y debes ser capaz de adaptar tu plan a esos cambios. Sobre todo en esta época de nuevas tecnologías.

Seguir un camino establecido hacia el éxito
Algunos expertos creen que sólo hay una o dos maneras de hacer negocios. Sin embargo, los jóvenes emprendedores y empresarios innovadores están forjando su propio camino todos los días. Así que no dejes que nadie te diga que solo hay un camino que debes tomar con el fin de tener éxito.

Mantén tu vida profesional y personal de forma separada
Si bien puede funcionar este consejo en ciertas situaciones, ya no es una regla absoluta. Algunas pequeñas empresas prosperan en realidad debido a que el propietario o el equipo comparte su personalidad con los clientes. Por supuesto que no es necesario ventilar todo tu drama personal en las redes sociales, pero ser un poco abierto y agradable con tus clientes puede funcionar muy bien.

Contratar solo a los más experimentados
La experiencia puede ser un muy buen punto a tomar en consideración cuando se busca construir un gran equipo. Pero no debería ser la única cualidad que buscas. Encontrar personas que son entusiastas, talentosas, creativas y que comparten tu visión para el negocio puede ser tan importante – si no es que más.

Si algo te funciona no pruebes cosas nuevas
Puedes quedarte con una o dos cosas que funcionan en tu empresa y que pueden darte una cierta seguridad. Pero hacer esto no permitirá que tu negocio crezca tan rápido como te gustaría. Probar cosas nuevas puede ser arriesgado, pero también puede ser algo muy satisfactorio.

Nunca digas no
Decir no a nuevos clientes, alianzas u oportunidades puede parecer una mala estrategia de negocio. Pero si dices que sí a todo, podrías estar abarcando mucho y llevar a tu negocio en demasiadas direcciones. Tienes que estar muy seguro al tomar esas decisiones, para puedan beneficiar a tu negocio en el largo plazo.

Entre más dinero gastes más dinero entra
Esto puede ser cierto en algunas circunstancias. Pero no debes caer en la trampa de pensar que hacer grandes inversiones en nuevos equipos, empleados, formación u otros recursos, mágicamente hará que tu negocio mejore. Tienes que ser inteligente acerca de cómo gastas. Además, muchos emprendedores han construido sus empresas de gran éxito con muy pocos o recursos, lo que cuenta es la creatividad para usar los bienes.

Nunca dejes de trabajar
Hay que trabajar duro para hacer funcionar un negocio exitoso. Pero también hay que encontrar un equilibrio o de lo contrario vas a desgastarte y te encontrarás sin inspiración para hacer funcionar bien tu negocio. El riesgo del desgaste es una razón para mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida cotidiana. Es una necesidad absoluta.

Ríndete, nunca lo lograrás
No todas las empresas van a tener éxito. De hecho, la mayoría no lo hace. Pero si desde el inicio te dan ese consejo es lo peor que te pueden decir. Nunca está en otra persona el decir si debes renunciar o no. Es una decisión que solo tú debes tomar. Nunca dejes que otros decidan cuándo es el momento para tirar la toalla.

Por otro lado, existe otra versión de este consejo que te puede ayudar: “si fallas que sea rápido”. No hay nada peor que seguir de testarudo manteniendo un negocio, que sigue dando solo pérdidas por meses y meses.

¿Has escuchado algunos otros consejos que hacen las cosas peores?

plan-de-negocio

Razones por las que tu plan de negocios puede fallar y cómo puedes cambiarlo

plan-de-negocio

La mayoría de nosotros tenemos un plan de negocios para llevarlo a cabo, y este documento actúa como un modelo a seguir para la empresa. Tanto si se trata de compartirlo con la administración para ayudar con la estrategia o presentarlo a los inversores para la financiación, el plan de negocios es la base para las decisiones futuras.

Sin embargo, a pesar de su importancia, probablemente fallará si no es capaz de alcanzar su objetivo y termina por desvirtuar a la empresa en detrimento de los que toman las decisiones.

Aquí están algunas razones importantes del plan de negocios que pueden estar fallando y cómo superarlas:

No está planeado con su audiencia en mente
El uso de un plan de negocios para todo el mundo hace que sea un plan irrelevante, ya que nunca va a satisfacer a cualquier audiencia. El plan de negocios debe ser escrito para un público específico. Sólo entonces podrá responder a sus inquietudes y necesidades.

Punto de Acción: Se debe ser claro con el público objetivo desde el principio que se está escribiendo el plan de negocios. A continuación, describir las preguntas clave que ellos querrán que sean contestadas y estructurar el plan con esas preguntas en mente.

Se pasa mucho tiempo discutiendo el meollo del negocio
Nadie conoce mejor el negocio que el mismo dueño. Pero a veces se termina fantaseando para mostrar su conocimiento sobre el producto y esto no agrega valor para el consumidor. Esta es una manera de alejarse de cualquier cliente y redundará en detrimento de los puntos más relevantes del negocio.

Punto de Acción: Escribir solo lo suficiente para responder a preguntas clave. Si el plan de negocios es para el equipo, por ejemplo, es posible que no se tenga que ir a un gran número de detalles en torno a la sección del producto, ya que ellos tendrán familiaridad con eso. Siempre es bueno leer y editar el plan para eliminar el exceso de palabras y secciones que no estén agregando nada para el lector. También es una buena idea hacer que otras personas lean el plan antes de finalizarlo.

No se puede articular su mercado
Demasiados emprendedores hacen un “copia y pega” en la sección del mercado mediante el uso de material vagamente relevante que bajan de Internet. Esto puede ser la parte más decepcionante. Una buena explicación en la sección del mercado debe ser destaca. Se requiere atención al detalle y ser conciso.

Punto de Acción: Dividir el mercado para identificar exactamente qué y quién es relevante. Por ejemplo, en el campo de tecnología y software, citar todo el mercado de software es inútil si la empresa opera solo el campo de minería de datos. Se debe pensar desde el lado del cliente y explicar las características de ese mercado específico.

No se explican las finanzas
Muchos emprendedores no saben explicar bien la sección de finanzas en su plan de negocios – tal vez debido a que se percibe una complejidad y la falta de familiaridad del tema. Pero no tiene por qué ser tan difícil. Al igual que las otras partes del plan de negocios, se debe contar una historia.

Punto de Acción: explicar con claridad los supuestos en las finanzas. Por ejemplo, si se ha pensado en un crecimiento de los ingresos al 10% y un margen de beneficio bruto del 60% ¿en qué se basa para decirlo? Cuando se habla en la sección de finanzas se debe explicar lo que los números están diciendo en un lenguaje sencillo. La relevancia de lo que muestran los datos permite el diálogo tangible con el público.

No se explica lo que sigue
En una gran cantidad de planes de negocio no se explica lo que se viene. Así como es importante establecer el contexto desde el principio, mediante la identificación del público, es importante para concluir en donde se espera ir con la empresa en el corto y mediano plazo. Cualquier plan de negocios se perdería sin esto.

Punto de Acción: Se debe pasar tiempo desmenuzando los puntos clave que se han desarrollado para presentar lo que se quiere que la audiencia vea en el plan. Si la audiencia es el mismo equipo, se presentará una visión sobre la estrategia que se puede discutir con ellos. Para un inversionista, articular las necesidades de financiación, hitos y contar con una estructura de alto nivel para que se pueda trabajar con ellos.

En última instancia, un plan de negocios nunca será definitivo, ya que va a seguir cambiando a medida que crece el negocio para responder a las amenazas y oportunidades en el mercado. Sin embargo, la adhesión a los puntos anteriores asegurará que el plan está construido sobre bases sólidas, por lo que la toma de decisiones estará bien pensado.