Pasos para convertir tu idea en un negocio de forma rápida

 

idea-de-negocio

Existen infinidad de razones por las que la gente no se decide a iniciar un negocio exitoso. Algunos se lanzan directamente a hacerlo y luego se encuentran con que han gastado el dinero en las cosas equivocadas. Otros toman demasiado tiempo en la evaluación, el debate, el perfeccionamiento y en última instancia, no comienzan nunca.

Si te has propuesto hacer realidad esa brillante idea en negocio, pero por alguna razón aún no te decides, acá te mostramos algunos pasos para lograrlo de forma rápida.

Tu idea
Si no tienes alguna buena idea, comienza haciendo una lista de lo que te gusta hacer y de lo que eres bueno. ¿Qué problema ves y cómo lo puedes resolver? Si ya tienes una idea, responde a esta pregunta: ¿Cuál es el problema que vas a resolver? El saber esto significa tener las bases bien cimentadas, para iniciar una empresa.

Tu cliente ideal
Saber el problema que vas a resolver es sólo la mitad de la ecuación. Ahora tienes que averiguar para quién estás resolviendo ese problema. Entre más específico sea el nicho con el cual enmarcar a tu cliente ideal, mejor será la imagen que se genera de él.

Investigación de mercado
Antes de invertir dinero en un negocio, debes saber si existe un mercado para ello. Así que debes hacer una investigación. Esto no tiene por qué ser difícil. Puedes crear algunas encuestas y compartirlas en las redes sociales. Estudia a la competencia. Pregunta en foros o blogs. Crea algunos “focus groups”. Con el estudio que hagas ajusta tu oferta basada en lo que encuentres.

Determinar el precio para tus productos o servicios
Ahora hay que añadir lo bueno a esta idea de negocio. ¿Qué productos o servicios realmente quieres vender? ¿Los servicios se entregan de forma física o digital? ¿Los entregas completos o ellos los terminan? ¿Donde los vas a vender? ¿Si los mandas por paquetería cuánto añadirás al precio original? Aquí es donde tienes que arremangarte las mangas y ponerte a hacer esa idea una realidad.

Escoge un nombre y compra el dominio
Muchas personas al tener la idea van directamente a este paso, pero es importante hacer todo el trabajo de los pasos anteriores, para que tu nombre refleje con precisión lo que hace o vende tu negocio. Una vez que se decida por un nombre y se verifique que el dominio esté libre, tienes que comprarlo antes de que alguien más lo haga. Si el nombre ya está ya tomado, trata de cambiarlo acorde con lo pre establecido o busca una variante menor.

Crea un logotipo
Una vez que tengas el nombre bien determinado, puedes ir pensando en obtener un logotipo. Lo ideal es que hagas una alianza con un diseñador para que lo haga. Sobre todo para la creación del resto de tu imagen de marca, combinaciones de colores, tipos de letra y la aplicación en diferentes medios.

La producción de un sitio web
Debes contar con tu propio sitio web desde el día en que des a conocer tu negocio, para que la gente sepa de qué se trata y pueda ordenar lo que vendes. Si no tienes presupuesto puedes comenzar con algunos servicios de sitios web gratis, pero si deseas que tenga un toque profesional, te conviene hablar con un diseñador web. Sólo asegúrate de que puedas tomar el control y el funcionamiento del mismo, porque a pesar de todo, es necesario modificarlo a medida que evolucione tu negocio. Aparte debes estar escribiendo para que Google pueda indexar tu contenido de forma dinámica.

Mantener un diálogo acorde al negocio
Debes mantener una comunicación constante con la gente que visite tu sitio, con la información pertinente, todo lo relacionado al producto o servicio y compartiendo trucos y consejos, para generar credibilidad de la marca. Recuerda que el diálogo se debe ajustar al problema que estás resolviendo para tu cliente ideal. Además, debes reflejar el tono de voz y el sentir con el que se debe conocer al producto o servicio.

Asesorarte legalmente
Lo primordial es que tu negocio tenga bases sólidas con respecto a lo legal, así que lo mejor es asesorarte en esta materia.

Crear cuentas en redes sociales
Los medios sociales son un método muy eficaz para difundir la comunicación acerca de tu negocio. Tu mercado objetivo dictará la plataforma de red social que te conviene, pero Facebook es un buen punto de partida. Puedes tener las redes sociales operando mientras que tu sitio web se está construyendo, para que puedas comenzar a hablar con tus clientes ideales.

Configurar una lista de correos y boletín de noticias
Es importante iniciar la captura de direcciones de correo electrónico desde el día uno, de modo que te puedas comunicar con ellos. Utilizar una herramienta como MailChimp para mandar boletines con noticias y promociones, es una buena forma de tener visitantes al sitio web y fomentar la interacción.

Tarjetas de presentación e impresos
No hay nada como trabajar y comunicarse en línea, pero también es necesario llegar a las personas de forma tradicional. Para ello es necesario tener tarjetas de presentación y material impreso para la promoción del producto o servicio. No imprimas demasiados, ya que pronto las cosas pueden cambiar, así como la idea puede evolucionar y requerir otra forma de dar a conocerla.

Comienza
Ya tienes todo listo para comenzar. Piensa en hacer un poco de RP para anunciar tu negocio, atiende a varios eventos de la industria o crea un webinar para construir credibilidad. Debes seguir algunas estrategias de marketing, puedes comenzar con algo funcional e ir evolucionando, no esperes a que todo sea perfecto para iniciar, así que hazlo de una vez.

Acerca del autor

Factura.com
Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Añadir comentario