¿Qué es la salud financiera y cómo obtenerla?

La salud financiera es un término que hemos escuchado y tenemos una idea de en qué consiste, sin embargo, llegar a la salud financiera no implica únicamente ganar bien o tener una casa con todos los lujos, como muchos pensamos. Este tipo de estabilidad engloba muchos más aspectos, que probablemente necesitamos mejorar para llegar a ella.

Antes, debemos tener bien claro a qué nos referimos con salud financiera. ¡Empecemos!

¿Qué es la salud financiera?

Tener una salud financiera consiste en tener la cantidad de dinero necesaria para cubrir todos los gastos fundamentales para vivir y además, tener un monto únicamente destinado al ahorro, por si aparece algún imprevisto. 

Al tener tu ahorro, te aseguras de que tus finanzas personales no se vean afectadas al momento de presentarse una emergencia económica, es ahí cuando se refleja la salud financiera.

¿Aún tienes dudas de si tienes salud financiera o no? Hazte las siguientes preguntas y reflexiona tus respuestas:

1. ¿Cobras mucho pero no te alcanza para pagar tus deudas?

2. ¿Tienes dinero moviéndose en inversión?

3. ¿Tienes una cuenta de ahorros?

4. ¿Terminas la quincena con $100 – $200?

Si te hiciste estas sencillas preguntas y no quedaste conforme con las respuestas, ¡no te preocupes! Estás a tiempo de hacer algo. Incluso puedes llegar a alcanzar la salud financiera si tus ingresos no son muy altos. 

Todo es cuestión de organización y de saber poner límites a tus gastos, también comenzar a tener la cultura y costumbre del ahorro y la inversión.

¿Cómo podemos obtener la salud financiera?

1. Ojo con tu valor neto: Si tus activos, llámense cuentas de inversión o propiedades, no alcanzan a superar a tus pasivos, que son tus compromisos futuros, podrías estar al borde de la quiebra y no te has dado cuenta.

Si tus pasivos superan por mucho a tus activos, es momento de que consideres hacer una reconstrucción de tus finanzas.

2. Libérate de las deudas: Si tienes oportunidad liquida por completo tu tarjeta mes con mes, de no poder ser así, paga por encima del mínimo para no generar intereses y verás como el saldo irá bajando. 

3. Registra tus datos para un flujo diario sano: Aunque tengas un valor neto ideal, puede existir un escape de dinero día a día, te aconsejamos registrar tus gastos, analizarlos y determinar el monto que quieres dirigir para uso cotidiano. No olvides cumplir con él.

4. Considerar el ahorro como primordial: Define un porcentaje de ahorro cada mes o quincena, puede ser un 50% o 10% pero la clave es respetar y cumplir en cada periodo ese ahorro que tú desees.

5. Prepárate para los imprevistos y contingencias: Ten un fondo que utilices en caso de enfermarte y requerir una cirugía, quedarte sin trabajo, emergencias familiares, etc.

6. Fija metas patrimoniales: Ya que puedas solventar tu día a día, piensa en el ahorro para la vejez, universidad futura de tus hijos, propiedades, entre otros. Invertir a un periodo determinado con una opción por encima de la inflación, es una gran opción. No olvides tomar en cuenta si tu inversión es de alto o bajo riesgo.

7. No olvides disfrutar y pensar en abundancia: No es solo ahorrar dinero y dejar de comprar cosas que nos hagan feliz, es una manera de poder disfrutar a largo plazo y en mayor cantidad.

¿Una empresa también puede tener salud financiera?

¡Por supuesto que sí! Y la necesita, de eso puedes estar seguro.

El éxito y prosperidad de tu empresa podrá seguir su camino si las finanzas están en óptimo estado. Recuerda que la salud financiera permite estar bien y crecer a largo plazo, ¿quién no quiere que su empresa o negocio perdure a través de los años?

A continuación te mencionaremos algunas acciones que puedes llevar a cabo para conocer a profundidad tus finanzas y poder llevarlas al siguiente nivel:

1. Mide todos tus gastos: Registra tus gastos fijos y variables de todas las áreas de la empresa, incluyendo el material de trabajo, el gasto de convivios (en caso de que en tu organización se lleven a cabo). Sé honesto y objetivo, la verdad te llevará al éxito. 

2. Piensa en tus metas a corto, mediano y largo plazo, al igual que en tus finanzas personales, establece una estrategia de ahorro.

3. Destina un monto para contingencia: Este fondo les ayudará a tener capital para enfrentar cualquier adversidad, ya sea un mes con ventas bajas, una situación social y sanitaria emergente (como lo vimos este año con el Covid-19) o una problemática de relaciones públicas de tu empresa que los haya metido en un aprieto o multa.

4. Identifica los gastos que son necesarios y si te excedes de presupuesto puedes dejar para después aquellos que no son imprescindibles. 

Pon en acción medidas que reduzcan los ciclos de facturación y propicien la revisión de los inventarios.

¡Utiliza la tecnología! Es una herramienta clave para todo.

Hoy en día podemos utilizar Big Data, Inteligencia Artificial o el Análisis de Datos para prevenir y agregar valor a todas las acciones de nuestras empresas, ya sea para planificar, analizar y comprender el comportamiento de nuestros clientes, identificar imprevistos rápidamente, y mucho más.

Hay herramientas donde podemos tener un registro de nuestros gastos y visualizarlo de manera muy simple y digerible. Además, existen planificadores de actividades que al establecer y evaluar todo lo que se lleva a cabo en tu organización, podrás enfocarte en aquellas áreas en las que puedas comenzar ahorro de recursos y dinero, 

Recuerda que la salud financiera va de la mano con tus necesidades, metas y compromisos. Es una característica clave para que puedas estar tranquilo y satisfecho con tus finanzas personales y empresariales.

¡Aprovecha todos los recursos tecnológicos que tengas a tu alcance! Factura.com es una plataforma digital que te permitirá a ti y/o a tus clientes de manera rápida y sencilla, sin tener que consultarlo directamente con el SAT.

Anímate a conocer nuestros planes de facturación y opciones para hacer tu negocio con nosotros con las opciones de Revendedor y Distribuidor.

Acerca del autor

Factura.com
Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Añadir comentario