5 Sencillos métodos de ahorro

A veces nos preguntamos por qué razón nuestra cantidad de dinero ahorrado es tan pequeña, si no es que nula, si hacemos todo por no gastar en cosas lujosas y guardar el dinero

Lo que no notamos normalmente, es que la mayoría del tiempo nuestras fugas de dinero se deben a que realizamos muchos gastos hormiga, por ejemplo: comprar café diariamente, pedir comida a domicilio todos los días, comprar cigarros, dulces y galletas cada que vas a la tiendita, ¿te suena?

Resulta que esta es la razón por la cual no nos damos cuenta ni siquiera de que nuestro dinero se está escapando de nuestras manos.

En el siguiente artículo te mostraremos 5 diferentes métodos con los que podrás ahorrar tu dinero y a largo plazo cumplir tus sueños y metas, ya que ahorrar tus moneditas sobrantes en un cochinito de barro no siempre es suficiente.

1. El confiable método de los sobres

Este método es un clásico para las personas a las que se le complica organizar sus pagos y no les sobra para ahorrar.

Para llevar a cabo el método de los sobres debes saber cuánto dinero gastarás mensualmente en cada uno de tus pagos fijos (luz, agua, internet, renta, etc) y guardar en distintos sobres el monto que destinarás a cada gasto. Una vez que sepas la cantidad que va dirigida a tus responsabilidades podrás asignar una cantidad a temas menos importantes, como el ocio. 

Así mismo, podrás ver que porcentaje de tu ingreso puedes almacenar para el ahorro

Con este método será muy fácil organizarte y limitar tus escapes de dinero, obviamente deberás respetar el presupuesto que asignas para cada sobre, esta forma de ahorrar ha sido exitosa durante años, no dudes en intentarlo.

2. Reto de los 30 días

Este reto consiste en ahorrar todos los días un poco más durante un mes, ¿cómo es esto? Te lo explicamos.

Un ejemplo sería ahorrar $10 el día 1, el día dos $20, al día siguiente $30, y así sucesivamente. Si tu ingreso es menor, puedes modificar las cantidades, el objetivo es ahorrar cada día más durante un mes completo. Incluso si tu ingreso es mayor puedes ponerte metas diarias más elevadas. 

La dificultad aquí se encuentra en que debes cumplir cada día, pero estamos seguros de que puedes hacerlo, es solo durante un periodo de tiempo. 

Puedes repetir este reto varias veces al año, será divertido y muy satisfactorio para ti.

3.  Ahorra con el método Harv Eker

T. Harv Eker expone en uno de sus libros más conocidos “Los secretos de la mente millonaria” un sistema de porcentajes para repartir tus ingresos en porcentajes. 

El autor propone repartir tu dinero de la siguiente manera:

  • Necesidades básicas (servicios, renta…): 55% de tu ingreso
  • Ahorro intocable: 10% de tu salario.
  • Formación profesional y personal: 10% destinado a libros, cursos, convenciones, etc.
  • Inversión a largo plazo: 10 por ciento.
  • Recreación o capricho: 10% 
  • Donativos: Un 5% que te permitirá apoyar causas en las que confíes.

Esta forma de dividir tu dinero te permitirá pagar todas las necesidades, sin renunciar a los lujitos que te das de vez en cuando, además, nos encanta que tenga apartados sociales y personales para seguir creciendo como persona y profesional. Sin duda, una de las mejores opciones de ahorro.

4. Haz el reto de las 52 semanas

Para llevar a cabo el reto estadounidense de las 52 semanas necesitarás únicamente una botella, lata o caja y dinero, por supuesto. Es similar al método de los 30 días, pero al meterlo en un recipiente, es más sencillo que evites gastarlo, otra diferencia es que este ahorro es semanal.

La semana 1 ahorrarás $100 y en la 15 llegarás a los $1,500. Este reto dura 52 semanas, entonces puedes hacerte una idea de la gran cantidad de dinero que podrás ahorrar al final de este periodo.

Recuerda que puedes ajustar tu monto semanal de acuerdo a tus ingresos y objetivos, la clave estará en ir multiplicando cada semana. Podrás cumplir este reto si eres constante y disciplinado, concéntrate en alcanzar la meta cada semana. Como en cualquier ámbito de tu vida, recuerda siempre enfocarte en el objetivo, esto hará las cosas más sencillas.

5. Conoce un método japonés: Kakebo.

Kakebo se caracteriza por ser fácil y estructurado, debido a que su base es la contabilidad y las finanzas. Es una de los mejores métodos para saber qué, cómo y cuánto gastas mensualmente. 

Al inicio deberás anotar todos tus gastos e ingresos fijos, así sabrás cuánto dinero te queda disponible para otros temas. También debes categorizar todos tus gastos y cada día registrarlos en la categoría correspondiente, no importa que tan mínimo sea el gasto.

Al final del mes ya sabrás que gastos fueron superficiales e innecesarios, así en el siguiente periodo podrás eliminarlos y destinar ese dinero para el ahorro

Todos estos métodos son muy sencillos y personalizables, con ayuda de alguno de ellos podrás acostumbrarte al ahorro. Si estás listo para cambiar tu manera de gestionar tus ingresos, no esperes más y comienza hoy. Es importante que tengas en cuenta que la determinación y constancia son piezas importantes para lograr el ahorro que deseas.

En Factura.com sabemos la importancia que tiene la organización, por eso mismo te invitamos a que conozcas nuestra plataforma digital donde podrás facturar de manera sencilla y ordenada, sin tener que perder tiempo en tediosos procesos del SAT.

Acerca del autor

Factura.com
Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Añadir comentario