La relación entre la productividad y la relajación

El estrés es uno de los principales motivos por el que una persona puede tener dificultades en sus actividades y bajar su nivel de productividad en su vida, ya sea en el entorno profesional o en el personal. 

Las razones por las cuales se puede presentar el estrés laboral es la sobrepresión y saturación de tareas, horarios laborales excesivos y ambiente empresarial hostil. Es muy común que la responsabilidad esté ligada con la cantidad de estrés que se está presentando, entonces… ¿Quién dice que la productividad y la relajación no van de la mano?

La realidad es que mantener una mente relajada es fundamental para refrescar la mente, estando listos y abiertos para nuevos retos y tareas. Es por esta razón que te daremos algunos consejos para que te relajes y sigas dando tu 100% en el trabajo y en tu día a día.

Destina un momento al descanso

Al pasar los días de la semana se empiezan a desarrollar el estrés y el cansancio, llegando el fin de semana es común que queramos salir con los amigos, pareja y/o familia, por lo que también se convierten en días activos y al comenzar el lunes sentimos que estamos más cansados que el viernes cuando salimos del trabajo. 

Es importante que tomes unas horas el sábado o domingo para descansar, ya sea haciendo tu hobbie favorito, durmiendo una siesta, leyendo o meditando.

También es bueno que día a día te tomes unos minutos para respirar y relajarte, esto permitirá que a la mañana siguiente te sientas restaurado y fresco.

Pequeños gustos en tu zona laboral producirán mejores resultados.

Ya sea que trabajes de manera remota o presencial, agradecerás mucho cuando te des un gusto de vez en cuando, así estarás contento mientras trabajas. 

Algunas acciones que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Designa un lugar de trabajo específico. Escoge artículos, decoración y muebles que vayan con tu estilo y hagan tu espacio armonioso.
  • Haz una lista de prioridades. Cada día escribe tus pendientes, proyectos y citas, esto te ayudará a estar más organizado y consciente de tus deberes.
  • Toma breaks al aire libre. Sal a caminar y respirar en un espacio verde que proporcione tu empresa o cercano a tu trabajo.
  • Prepárate un té relajante. Un té relajante es una excelente opción para los días en los que tengas mucho trabajo, si no te agrada el sabor de las hierbas relajantes, como los azahares, puedes elegir un sabor que disfrutes sin cafeína.
  • Haz una actividad tuya unos minutos. ¿Te gusta dibujar o tocar un instrumento? Date unos minutos en tu trabajo para disfrutar tu hobbie favorito y verás que al regresar a tus labores te sentirás mucho más productivo.
  • Escucha un podcast. Un podcast de comedia o un tema de tu interés distraerá tu mente un rato y tu motivación se reactivará.

¿No sabes como relajarte? Es muy fácil.

Si te es difícil desestresarte puedes comenzar haciendo actividades que haces diario, pero seguramente no has apreciado el poder que tienen.

  • Respira. Respirar es algo que hacemos inconscientemente, sin embargo, cuando te concentras en hacerlo bien y profundo, la tensión en tu mente y cuerpo se reduce considerablemente ya que tu cerebro se oxigena. Al llegar a tu hogar o antes de dormir respira profundamente 10 veces. 
  • Imagina. Este tip es muy sencillo de lograr. Lo único que debes de hacer es pensar en un panorama que te guste mucho y te traiga paz y visualizarte en él.
  • Refréscate. Cuando tu estrés llegue a su punto máximo, ve al baño y moja con agua fría tus muñecas y atrás de tus orejas. Estos dos son puntos que pueden ayudar a relajar el cuerpo completo. 
  • Mastica. Estudios australianos de la Universidad de Swinburne demostraron que la goma de mascar te ayuda a respirar mejor, controlar los niveles de ansiedad y mantenerte despierto. Nosotros te aconsejamos que elijas un producto sin azúcar para conservar tu salud dental. 
  • Masajea tus manos. Sharon Melnick, autora del famoso libro Success Under Stress nos recomienda realizar un masaje con presión en la palma de la mano, al centro del dedo índice y el medio, sentirás como la calma llega a ti.
  • Masajea tu cuero cabelludo. Normalmente todas las acciones repetitivas no fallan al momento de relajarnos. Darte un masaje en el cuero cabelludo te quitará el estrés en minutos. Una forma muy sencilla de masajearte es utilizando un cepillo de cabello y peinarte repetidas veces.
  • Cambia de entorno. Llegando a tu hogar adecúa tu espacio para que sea distinto al de tu trabajo. Si estás rodeado de muchas computadoras, procura alejarte por la noche de todos los aparatos electrónicos que tengan pantalla, ya que puede generarte mayor estrés, insomnio y depresión. 

En la oficina también despéjate unos minutos cada hora, ve a caminar, hacer estiramientos o respirar en un espacio abierto.

Define tus necesidades con calma.

Definir tus objetivos y planear cómo vas a lograrlo y cuánto tiempo necesitas te permitirá realizar todo con tranquilidad y ser más productivo. Así podrás estar más enfocado en tu horario de trabajo y más relajado en tus ratos de ocio.

Si crees que tu nivel de estrés ya está entorpeciendo la calidad de tu trabajo, ponte como meta relajarte, destina un periodo en específico y sigue todos los consejos anteriores.

Recordemos que hay que desempeñar todo nuestro trabajo con pasión y actitud positiva, sin dejar a un lado nuestra esencia y vida personal.

Si el tema de contabilidad y facturación de tu empresa es un dolor de cabeza, no dudes en contactarnos para conocer nuestros planes de facturación electrónica.

Acerca del autor

Factura.com
Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Añadir comentario