emprendedora-exitosa

¿Eres lo suficientemente bueno para ser un emprendedor?

emprendedora-exitosa

¿Estás dejando pasar diferentes oportunidades, al no estar seguro si estás listo para ser un emprendedor y hacer tu propio negocio? Aquí descubrirás si eres lo suficientemente bueno para ser un empresario.
Existe una gran diferencia entre ser un aspirante a emprendedor y otro que verdaderamente se empeña, va más allá de sus sueños y logra tener un negocio exitoso. La diferencia no está en quien es más talentoso, quien tiene más recursos, tiempo o incluso una mejor idea. Es mucho más simple que eso – la confianza en sí mismo.

La falta de confianza es lo que detiene a muchos emprendedores
En un estudio que se hizo, cuando se le preguntó a un grupo de personas ¿Cuál es el motivo que te impide avanzar? Un tercio de ellos confesaron sentir que no eran lo suficientemente buenos.

Esa estadística puede sonar desalentadora, pero probablemente es lo que la mayoría de nosotros podemos sentir. Como un nuevo emprendedor podemos enfrentar diferentes problemas de mentalidad, siendo la falta de confianza una de las que nos detiene con más frecuencia.

Aunque se tenga la suficiente experiencia como para iniciar un emprendimiento, si no se tiene confianza en uno mismo será muy difícil que se tenga éxito.

Lo importante es que confiemos en nuestras cualidades y comencemos a ser emprendedores.

Es difícil ser un principiante
Especialmente cuando se llega desde una posición de conocimiento y un cierto nivel de autoridad. Te puedes sentir fuera de lugar si estás acostumbrado a gestionar o dirigir y de repente te conviertes en un principiante como emprendedor.

De repente eres principiante en un gran número de cosas. Un principiante en la fundación y el inicio de un negocio, en la contabilidad, en el reclutamiento de tu equipo, en la creación del plan de negocios. Un principiante en básicamente cualquier cosa que no has hecho anteriormente.

Pero como todo, nadie nace sabiendo, así que es tiempo de hacerlo.

Hay tantas disciplinas para dominar
Desde la preparación de “pitches” para atraer inversores, planes de venta, “webinars” para generar credibilidad en el medio, la elaboración de estrategias para usar los medios sociales y hacer llamadas RP para las presentaciones de lanzamiento. Es un sin fin de nuevas actividades por dominar.

Por otro lado a las personas no les importa si eres un principiante. A los que visitan tu sitio web, lo único que les importa es saber como les ayudarás a resolver el problema que tienen. Tus compañeros de equipo solo quieren ser parte de algo que creen será un gran éxito. Y tus clientes lo único quieren es un buen servicio. Así que mejor trata de dominar todo lo que pueda ser crucial para tu emprendimiento.

Tienes que aceptar que eres un principiante – y eso está bien
Por lo tanto, está en nosotros superar este sentimiento de no estar lo suficientemente preparado y aceptar con humildad – “Soy un principiante y eso está bien”.

No se trata de pensar en pequeño o tomar pasos de bebé. Es posible tomar acciones rápidas y precisas, y aún así ser un principiante. Pero la aceptación de esa primer etapa, para un emprendedor es muy importante. La práctica de ser humilde es la verdadera clave del éxito; estarás más abierto al aprendizaje, menos crítico y mucho más indulgente contigo mismo si algo falla.

Es como un maratón, no una carrera de 100 metros
Este viaje es largo. La creación de un negocio, especialmente uno que esté alineado con tu pasión y propósito, no es una carrera de velocidad, sino un maratón. De esta forma te permitirá entrar en ritmo y disfrutar de cada etapa, que es tan importante como el llegar a la meta.

Así que motívate y atrévete a hacerlo… con confianza.

emprendedor-existoso

Características comunes de los emprendedores exitosos

emprendedor-existoso

Independientemente de la definición de éxito, hay un gran número de características comunes que son compartidas por los emprendedores exitosos. Incluso si no se tiene todas estas características, no hay porqué preocuparse. La mayoría se pueden aprender con la práctica y mediante el desarrollo de una actitud ganadora, especialmente si establecen objetivos a través de la planificación estratégica, para alcanzar esos objetivos en etapas de forma escalable y medible.

Haz lo que te gusta y toma en serio lo que haces
Lo que se obtiene con tu emprendimiento es una forma de satisfacción personal, ganancia financiera, estabilidad y el disfrutar de ello. Así que si no te gusta lo que estás haciendo, con toda seguridad, se verá reflejado en el éxito de tu negocio. Por otro lado, no se puede esperar ser eficaz y exitoso en los negocios, a menos que realmente se crea en el emprendimiento, y en los bienes y servicios que se ofrecen.

Planifica todo
La planificación de todos los aspectos de tu emprendimiento no es sólo una necesidad, sino que también construye hábitos que todos los propietarios de negocios deben desarrollar, implementar y mantener. El acto de la planificación es muy importante, ya que requiere analizar cada situación empresarial, investigar, compilar datos y sacar conclusiones basadas principalmente en los hechos tal como se revelan a través de la investigación.

Maneja el dinero sabiamente
El alma de cualquier negocio es el flujo de dinero. Lo necesitas para comprar inventario, pagar los servicios, promover y comercializar tu negocio, reparar y reemplazar las herramientas o equipos y pagarse a sí mismo para que se pueda seguir trabajando. Por lo tanto, todos los emprendedores deben convertirse en administradores de dinero de forma conveniente y asegurarse de que el dinero sigue fluyendo y las facturas son pagadas.

Lo primero es vender
Un emprendedor debe recordar siempre que el marketing, la publicidad o actividades promocionales son completamente inútiles, sin importar lo inteligentes o caras que sean, a no ser que se logra una cosa simple – vender. Esto no quiere decir que si uno cuenta con un gran vendedor, genio de redacción publicitaria o un especialista en relaciones públicas no sea bueno. Sin embargo, todas estas habilidades no servirán de nada si no se logra que la gente compre lo que se está ofreciendo.

Recuerda que es todo es acerca del cliente
Tu emprendimiento no es acerca de los productos o servicios que vendes. Tu negocio no se trata de los precios que cobras por tus productos y servicios. No es acerca de tu competencia y cómo vencerla. Tu emprendimiento es todo acerca de tus clientes – punto. Después de todo, tus clientes son las personas que en última instancia decidirán si tu emprendimiento tienen éxito o fracaso. Todo lo que haces en el negocio debe estar centrado en el cliente, incluyendo las políticas, garantías, opciones de pago, horas de funcionamiento, presentaciones, publicidad, campañas de promoción y sitio web. Además, debes saber quiénes son tus clientes al derecho y al revés.

Proyecta una imagen positiva del negocio
Solo se cuenta con un momento para dar una impresión positiva y memorable en las personas con las que se tiene la intención de hacer negocios. La mayoría de los emprendedores no tienen la ventaja de grandes oficinas, elegantes escaparates o salas de exposición para sorprender e impresionar a los clientes potenciales. En su lugar, se debe confiar en la imaginación, la creatividad y la atención a los detalles más pequeños al crear y mantener una imagen profesional.

Conoce a tus clientes
Una de las características más grande y, a menudo más competitiva e importante es que el emprendedor puede ofrecer una atención personalizada. Los clientes están cansados de escuchar la promesa de que pronto serán atendidos, a veces solo reciben un correo de voz – y nunca recibirán una llamada telefónica de vuelta.

Nivela el campo de juego con la tecnología
Debes evitar ser atrapado en el mundo de la alta tecnología, lo que debes saber es cómo tomar ventaja de ella. Uno de los aspectos más sorprendentes de internet es que el negocio de una o dos persona que opera desde un sótano, puede tener un sitio web superior a una compañía de millones de pesos y nadie puede notar la diferencia. Asegúrate de que te mantienes al día con el mundo de la tecnología y que se adapta a tus necesidades. La mejor tecnología es la que te ayuda, no lo que impresiona a tus vecinos.

Construye un equipo de primera categoría
Una sola persona no puede construir un negocio exitoso por sí solo. Es una tarea que requiere de un equipo que esté comprometido con el emprendimiento y su éxito. El equipo puede incluir miembros de la familia, amigos, proveedores, alianzas comerciales, empleados, subcontratistas, la industria, asociaciones empresariales, el gobierno local y la comunidad. Por supuesto, los miembros más importantes del equipo serán los clientes. Cualquiera o todos pueden tener voz en cómo debe funcionar el negocio para que les sirva y sea exitoso.

Darse a conocer como un experto
Cuando existe un problema que necesita ser resuelto, se busca el consejo de un experto para ayudarlo a resolver. Obviamente, se desea obtener la información y ayuda más precisa. Por lo tanto, es lógico pensar que cuanto más te das a conocer por tu experiencia en el medio, más gente te buscará para aprovechar lo que sabes, creando así más oportunidades de venta, credibilidad y referencia. En efecto, llegar a ser conocido como un referente en lo que haces es otra forma de obtener nuevos negocios. Estas personas te buscarán por lo que sabes para resolver sus problemas.

boss-vs-leader

Cómo inspirar y motivar a tus empleados, clientes y asociados

boss-vs-leader

¿Quieres inspirar a tus empleados, clientes y asociados?
Como líderes, los propietarios de pequeñas y medianas empresas a menudo deben inspirar a su equipo, clientes y proveedores con el fin de lograr las metas de su empresa. A la gente le gusta seguir el ejemplo de personas exitosas, que les pueda motivar a alcanzar objetivos más allá de lo que podrían lograr por sí solos. Aquí están algunos rasgos de la gente altamente inspiradora que pueden ayudar a motivar a los demás.

Hacer conexiones permanentes
Ya sea se conozca a las personas en línea o en persona, la gente inspiradora puede hacer que estas conexiones cobren vida. Suelen recordar cómo se conocieron y los detalles acerca de lo que hacen. Preguntan periódicamente cómo están y qué pueden hacer para ayudarlos. Este no es para vender vender algo, es sólo para ser útil. Esto podría ser tan simple como decir, “¿cómo te está yendo en tu empresa?” O enviar una pieza útil de consejos. Esto también puede ser comentar algo en sitio web o compartir algo que se vio en sus redes sociales.

El mensaje es contundente: “Me importas y pensé en ti el día de hoy.” Se puede hacer que la persona se sienta importante, lo que puede ayudar a reforzar la conexión.

Hacer que la gente se conozca
En una reunión siempre es bueno presentar a las personas para que se conozcan entre ellas. Esas es una buena forma de hacer nuevas conexiones. La gente inspiradora siempre trata de reunir a las personas que tienen intereses comunes. Esto no sólo puede fortalecer tu propia red, también ayuda a expandirla.

Creer que la gente es buena
El negocio es competitivo y muchas personas pueden actuar solo para su propio beneficio. Pero las personas que inspiran creen que, cuando se le da la oportunidad, la mayoría de la gente es buena y verá sus acciones en el contexto del beneficio a la comunidad. Esto puede ser un punto de partida más positivo que llegar a ser paranoico y pensar que los demás nos harán un daño.

Bienvenida las personas que están en desacuerdo
Una buena forma de inspirar a los demás es invitar constantemente a diferentes puntos de vista. De hecho, es bueno escuchar y entender por qué otros podrían estar en desacuerdo. Por lo general no es bueno estar todo el tiempo, tratando de convencer a los demás que uno tiene la razón. Los mejores resultados suelen comenzar con las buenas discusiones.

Dedicarse a una causa
Las personas inspiradoras tienden a tener metas específicas y crear su propio camino para lograrlo. Ellos no se dejan influir por las opiniones negativas que puedan tratar de disuadirlo para llegar al éxito, se sienten cómodos en sus creencias y fortalezas. Todas sus acciones pueden reflejar su deseo de lograr el objetivo final.

Ser intrépido, incluso cuando se tiene miedo
En la pequeña y median empresa, suele ser natural tener miedo a las acciones que pueden producir resultados desconocidos. Las personas que inspiran pueden tener miedo, pero de todos modos siguen hacia adelante con acciones reales. Tienden a ser la calma en cualquier tormenta. Toman pequeños pasos, evalúan las tareas y luego planifican las acciones futuras.

Devolver a la comunidad
No estamos solos en este mundo. Se debe dar a la comunidad aunque uno no se beneficie de forma personal. También se sabe que una comunidad es cada día más fuerte a largo plazo, si las personas que la componen tienen más éxito.

Mostrar gratitud
Las personas inspiradoras no se jactan solo de sus logros. No se enfocan en lo que no han conseguido, lo que no tienen o lo que no han hecho. En cambio, muestran empatía y agradecimiento por los demás y son capaces de celebrar sus éxitos, incluso si han fallado en los suyos.

Contar una buena historia
Las personas que inspiran suelen ser buenos contadores de historias. Son capaces de tomar historias verdaderas de su vida y convertirlas en mensajes de motivación que tienen una lección alentadora.

Responder a tiempo y de forma confiable
La gente que inspira está ahí cuando más se les necesita. En este mundo con tantas formas de comunicación, es posible responder en tiempo y forma. Esto sucede debido al deseo de ayudar y la decisión de dar prioridad a la capacidad de respuesta por encima de otras actividades.

emprendedore-retos

El emprendimiento en México, lo bueno, lo malo y los retos

emprendedore-retos

A nivel global se han dado cuenta que fomentando el emprendimiento, en particular el de base tecnológica y de alto impacto, se promueve el crecimiento económico a través de un círculo virtuoso de generación de empresas, de empleos, de riqueza y de bienestar.

El disparador fundamental de esta espiral benéfica está en el florecimiento de una generación amplia, efectiva e incluyente de emprendedores. Jóvenes que sean capaces de entender que detrás de las grandes carencias y problemas hay espléndidas oportunidades; que las nuevas tecnologías abren posibilidades, previamente insospechadas, para generar valor, para que millones de personas se integren primero e impulsen después este gran proceso de transformación.

En México se cuenta con una gran comunidad de jóvenes y personas dispuestas a invertir. Hay que vincularla, insertarla en estos ecosistemas de emprendimiento, para que la investigación y el desarrollo tecnológico resuelvan problemas de nuestra realidad y con esto se generen empresas.

Las grandes empresas deben comprometerse con los nuevos emprendimientos y los emprendedores deben pensar en maneras creativas de colaboración con ellas, hay que buscar formas de colaboración  para alinear intereses.

Los emprendimientos son inversiones de alto riesgo y el beneficio potencial es enorme. Se debe fomentar esta cultura de riesgo entre las distintas alternativas  de financiamiento. Hay todo un conjunto de fuentes de capital de riesgo que está avanzado, pero aún falta mucho por hacer.

A continuación vemos un diagnóstico simple del ecosistema mexicano:

Los emprendedores
Lo bueno: Cada día vemos a más emprendedores con mayor experiencia, identificando problemas más específicos y adoptando visiones globales.
Lo malo: El término “emprendedor” se ha ampliado de tal forma que ahora, y por excepción, cualquier persona que no trabaje en un gran corporativo se hace llamar emprendedor y espera poder crecer, recibir inversiones y operar como cualquier emprendimiento (freelancers, profesionistas, franquiciatarios, proveedores de servicios, etc.)
El reto: Identificar emprendedores con potencial y crear las condiciones (regulatorias, de acceso a capital y de comunidades) para que escalen sus proyectos globales.

Los fondos
El reto: Que las firmas de Venture Capital se compongan de al menos 50% de fundadores del tipo de emprendimiento al cual desean atacar. Que los fondos públicos sean un medio y no un fin. Crear fondos sustentables y que generen retornos atractivos para sus inversionistas es sólo la mitad del camino; la meta es que estos fondos logren aportar no sólo capital sino también expertos (no mentores) que puedan apoyarlos en temas específicos, como reclutamiento, marketing, gobierno corporativo y desarrollo de producto.

El gobierno
Lo bueno: El desarrollo que ha tenido el gobierno en su rol dentro del emprendimiento ha sido exponencial. En 5 años tenemos un gobierno que entiende y desarrolla estrategias para apoyar a los emprendedores a través de toda un área concentrada en el Inadem.
Lo malo: Los fondos públicos deben ser utilizados únicamente en dos formas: como creadores y como detonadores. Es decir: de forma inicial para crear y estimular la creación de emprendedores y fondos (con la idea de que sólo sobrevivan los que eventualmente puedan ser sustentables), y como detonadores, cuando estos inversionistas o emprendedores requieren de un capital específico para crecer exponencialmente. Desafortunadamente existen emprendedores y fondos que deben su supervivencia a este dinero público, y que sin él, sus modelos de negocio resultan insostenibles.
El reto: Revisar la normatividad y los protocolos de asignación de los recursos públicos para acotar el apoyo a crear y detonar proyectos sustentables, sin por ello inhibir la participación de emprendedores con potencial, pero sin capacidad de gestión y desconfianza de los procedimientos para la obtención de fondos públicos.

Las universidades
Lo bueno: Cada día vemos más universidades diseñando estrategias para atender, fomentar y desarrollar emprendedores. Una realidad completamente distinta de la que veíamos hace 10 e incluso 5 años.
Lo malo: Con frecuencia, las universidades se ven a sí mismas como el centro del ecosistema emprendedor.
El reto: Lograr que las universidades se vean a sí mismas como instrumentos amplificadores muy importantes para los emprendedores en etapas tempranas, de tal forma que puedan apoyarlos e impulsarlos sin importar si son o no alumnos.

Fuentes: CNNExpansion.com
Forbes México

Fondo-nacional-Emprendedor-2016

Convocatoria Fondo Nacional Emprendedor 2016

Fondo-nacional-Emprendedor-2016

El papel del Fondo Nacional Emprendedor es fomentar el crecimiento económico nacional, regional y sectorial, mediante el fortalecimiento ordenado, planificado y sistemático del emprendimiento y del desarrollo empresarial en todo el territorio nacional, así como impulsar la consolidación de una economía innovadora, dinámica y competitiva que se sustente crecientemente en MIPYMES más productivas ubicadas en sectores estratégicos.

Para lograrlo, el Fondo Nacional Emprendedor cuenta con diversas categorías y un amplio abanico de convocatorias que permitirán a los emprendedores y las micro, pequeñas y medianas empresas del país solicitar apoyos para crear, fortalecer y hacer más competitivas a sus empresas.

apoyo-fondo-nacional-del-emprendedor-categorias

Video de la convocatoria:

Consejos para nuevos emprendedores y cómo entrar al INADEM:

Sitio del Fondo Nacional Emprendedor 2016